martes, 22 de julio de 2014

GRAVE: EL GOBIERNO DE EEUU ACUSA A LA FIRMA DE MENSAJERÍA FEDEX POR "TRÁFICO DE MEDICAMENTOS"

 Fuente:miradaprofesional.com
Considerada una de las empresas de mensajería más grande del planeta, FedEx vive horas complicadas en Estados Unidos. Es que el departamento de Justicia de ese país acusó a la empresa de “conspirar para traficar con medicamentos”, un grave delito que puede desatar una batalla legal sin precedentes. Al parecer, la firma habría transportado fármacos a través de sus unidades sin autorización oficial, mediante el uso de Internet. La operación contaría con el aval de la industria farmacéutica, que hasta el momento se desligó del caso.


De acuerdo con los cargos presentados por el Departamento de Justicia ante una corte federal de San Francisco, FedEx “ignoró repetidas advertencias de agencias federales sobre las ilícitas operaciones conducidas por algunas de esas empresas”. La denuncia remarca que desde 2004 la empresa "sabía que estaba entregando drogas a distribuidores y adictos".

La mayoría de esas drogas son medicamentos controlados como antidepresivos que requieren de una receta a partir de una consulta con un médico, algo que la mayoría de estas farmacéuticas cubrían con el llenado de un simple formulario. La acusación indicó que en algunos casos las direcciones en donde estos medicamentos deberían ser entregados “eran escuelas, estacionamientos, casas vacías, donde los camiones repartidores eran esperados por estos clientes”.

Algunos de esos camiones eran interceptados por los clientes, quienes
demandaban la entrega de estos medicamentos antes de que llegaran a su destino, y en algunos casos incluso amenazaron a los conductores para lograr este cometido.

La demanda establece que en estados como Kentucky, Virginia y Tennesse expresaron preocupación por estos incidentes, sin que al parecer recibieran respuesta efectiva por parte de sus superiores. Los ingresos por estas operaciones ascenderían a 820 millones de dólares.

En su demanda, el Departamento de Justicia indicó que en lugar de atender las advertencias hechas por la agencia antidrogas (DEA) y la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA), FedEx optó por tomar acciones para proteger ese lucrativo negocio. Una de ellas fue la de crear en 2006 una suerte de ventanilla especial de crédito a fin de asegurar que no tendrían pérdidas si algunas de estas empresas farmacéuticas era cerrada por el gobierno, como había sucedido en años anteriores.

La demanda derivó de las operaciones separadas de entrega de medicamentos que FedEx realizó al menos hasta 2010 para dos empresas farmacéuticas identificadas como Chhabra-Somely, uno de cuyos fundados fue detenido en 2003, y Superior Drugs.

"FedEx sabía que estaba repartiendo drogas a traficantes y adictos", dijo la Procuradora Melinda Haag. De ser encontrada culpable de las acusaciones, FedEx podría ser multada por el doble del mencionado dinero que había obtenido por los hechos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.