miércoles, 15 de enero de 2014

LA ANMAT ADVIERTE SOBRE UN TEST RÁPIDO DE HIV NO AUTORIZADO PARA USARSE EN EL PAÍS


Fuente: miradaprofesional.com
BUENOS AIRES, enero 14: Se trata del denominado INSTI HIV-1, que está circulando en el mercado local pese a que no cuenta con el visto bueno de la entidad nacional. Mediante un comunicado, se recomendó a los profesionales de la salud que no lo usen hasta que concluya la investigación iniciada por las autoridades. Se estima que el 40 por ciento de los enfermos con Sida del país no conocen su condición.

Entre el 2005 y el 2011, en Latinoamérica se estima que los contagios del Sida han disminuido un 10 por ciento, lo que hizo que las muertes relacionadas con la enfermedad también cayeran. Los especialistas afirman que en parte este avance se da por el mejor acceso a los medicamentos y los métodos de detección del virus, que debe ser tratado de manera preventiva antes que ataque el sistema inmunológico. Parte de la mejor detección se da por el uso de los denominados test rápidos, que en muchos países los hacen en las farmacias. En el país, una resolución regula su uso, y es la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) quien controla su uso. Esta semana, la entidad emitió un alerta por un test que no está autorizado para su circulación y que se vende en el mercado local.

Mediante un comunicado de prensa, la ANMAT realizó la advertencia por este testeo rápido de HIV que no cuenta con autorización para ser usado en la Argentina. Se trata del producto para diagnóstico de uso in vitro denominado “INSTI Rapid HIV” o “INSTI HIV-1”, una forma rápida para detectar la infección.

La entidad nacional advirtió a los profesionales de la salud que este test “no cuenta con la autorización de esta Administración Nacional para su comercialización y distribución”. El comunicado se produjo luego de que se detectara su presencia en el mercado, y su utilización sin que la ANMAT lo haya autorizado expresamente.

En este sentido, el comunicado de la entidad recuerda que “hasta tanto concluya la investigación iniciada al respecto, se recomienda a los profesionales que se abstengan de utilizar el producto en cuestión”.

Se estima que en la Argentina viven alrededor de 110 mil personas con VIH, el 40 por ciento de las cuales desconoce su condición. Por eso la importancia de lograr métodos seguros y accesibles para el diagnóstico. En este sentido, Laura Suárez Ornani, coordinadora del área Reactivos de la Dirección de Sida del ministerio de Salud nacional, destacó que "el test rápido tiene una alta sensibilidad comparable con las pruebas convencionales. En promedio, el resultado se puede tener en media hora. Además, como no requiere de una gran infraestructura para su implementación y se reducen los circuitos de derivación de muestras, se facilita el acceso al diagnóstico."
Por esto, en agosto del año pasado la cartera sanitaria aprobó las recomendaciones para la implementación de tests rápidos en el diagnóstico de VIH y de otras infecciones de transmisión sexual (ITS), a través de la resolución 1340/2013, publicada en el Boletín Oficial el 27 de agosto pasado. La norma contempla la recomendación del uso del test rápido y regula su aplicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.