martes, 13 de noviembre de 2012

PODRÍAN CREAR UNA FÓRMULA DE LIBERACIÓN CONTROLADA DE MEDICAMENTOS A PARTIR DE UNA MOLÉCULA ENCONTRADA EN CRUSTÁCEOS

Fuente: miradaprofesional.com
 BUENOS AIRES, noviembre 13: Científicos argentinos buscan crear un sistema a partir del quitosán, una molécula presente en los esqueletos externos de crustáceos y algunos insectos. A partir de ese elemento, se busca hacer una pasta que libere fármacos una vez en el estómago, y así mejorar la absorción. Esta posibilidad se desarrolló en una revista científica norteamericana.
Definido como un “esqueleto externo”, el exoesqueleto es una de las formas del cuerpo de crustáceos y algunos insectos. Uno de sus componentes es el quitosán o quitosano, una molécula con potenciales usos en la industria farmacéutica. Es que su uso puede ayudar a crear una especie de “sistema de liberación controlada” de medicamentos que se toman de forma oral, que mejoraría la absorción de los fármacos.


El proyecto para crear este sistema lo llevan adelante científicos argentinos que trabajan en el Laboratorio de Química Fina del Instituto de Desarrollo Tecnológico para la Industria Química, en Santa Fe. La idea es que a partir del quitosán se pueda hacer films, pastas, geles o comprimidos para los medicamentos de vía oral, a través de esta molécula que actúa como vehículo para la liberación controlada de esos fármacos.

Luciano Mengatto, doctor en Ciencias Biológicas y becario postdoctoral del CONICET, explicó a la Agencia CyTA que “el quitosán es un material que podría ser utilizado para vehiculizar fármacos a través de la vía oral”. Según Mengatto, el objetivo es lograr un film, pasta, gel o comprimido que libere de manera controlada un medicamento en el estómago o, por el contrario, que sea capaz de resistir la degradación ácida gástrica y sólo se “desprenda” del principio activo en el intestino. De esta manera, dijo, podría reducirse el número de tomas o limitar el riesgo de interacciones y efectos secundarios.

Aunque todavía no existen en el mercado dispositivos comerciales a base de quitosán para administrar fármacos, la literatura científica internacional ha descripto numerosos sistemas para liberación de proteínas, antígenos o antibióticos, entre otros principios activos.



El quitosán es un polisacárido natural, biodegradable y no tóxico, puntualizó Mengatto. Y agregó que se ha utilizado en un amplio rango de aplicaciones, desde el tratamiento de aguas residuales hasta la cicatrización de heridas.

La nueva utilización propuesta es promisoria, pero todavía deben superarse muchas etapas de experimentación, tanto en animales como en fase clínica. “Todo este proceso es controlado por los organismos con injerencia en el área de medicamentos, y puede llevar varios años”, señaló Mengatto. La idea fue desarrollada en la revista científica “Recent Patents on Drug Delivery & Formulation”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.