jueves, 15 de enero de 2015

BRASIL APRUEBA USO MÉDICO DE COMPONENTE DE MARIHUANA

Por ADRIANA GOMEZ LICON | Associated Press 
 
SAO PAULO (AP) — El órgano regulador de medicamentos de Brasil aprobó el miércoles el uso controlado de un componente de la marihuana para pacientes que sufren de convulsiones graves.
Los directores de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) reconocieron de forma unánime las propiedades terapéuticas de la sustancia cannabidiol, que es extraída del cannabis. La medida de la agencia reclasifica la sustancia como de uso controlado, en vez de prohibida, para tratamientos contra la epilepsia, esclerosis múltiple y esquizofrenia, entre otras enfermedades.
"Es un día muy importante porque llevamos una discusión técnica y científica sobre un asunto que muchas veces viene contaminado por otras cuestiones de la sociedad", dijo a la prensa Jaime Oliveira, presidente de Anvisa.

Es la primera vez que una sustancia derivada del cannabis es aprobada para fines médicos en Brasil. Así como otros estudios han concluido, Oliveira aclaró que el cannabidiol no causa dependencia ni efectos psicotrópicos.
Ya que no existen laboratorios que produzcan la sustancia en el país, la autoridad reguladora también resolvió flexibilizar la importación del cannabidiol. Para eso, Anvisa definirá una lista de proveedores ya conocidos que serán admitidos con más facilidad. La agencia también señaló que redactará una iniciativa de ley que dicte normas para autorizar la entrada de la sustancia al país.
Hasta ahora, la autoridad regulatoria recibió 374 solicitudes de importación de cannabidiol para uso personal, de los cuales 336 fueron autorizados y 20 aún están en proceso.
Los directores de Anvisa destacaron que al aprobar el uso del cannabidiol las personas no tendrán que recurrir ya a fuentes clandestinas. Sin embargo, algunos consumidores de marihuana con fines médicos reclaman que el país también tiene que entonces apoyar la producción nacional.
Algunos pacientes recurren a cultivadores ilegales en el estado de Río de Janeiro que extraen y donan el cannabidiol. Hace un mes, Anvisa recibió por parte de un laboratorio extranjero no divulgado una solicitud para registrar una sustancia que pudiera ser vendida en el país, que aún está siendo analizada.
"Es un primer gran paso, pero aún tenemos una lucha que librar para tener acceso más fácil y barato al medicamento", dijo Margarete de Brito, madre de una niña de 6 años que sufre convulsiones debido a que nació con una mutación genética. De Brito, quien también es directora de una asociación que representa a consumidores de marihuana con fines médicos, dice que desde hace un año su hija recibe dosis de cannabidiol que le llegan a costar 500 dólares al mes.
Anvisa informó que la medida también movilizará estudios en torno a la sustancia que podrían ayudar a desarrollar un medicamento local. Oliveira dijo que está discutiendo con varias universidades brasileñas la posibilidad de monitorear la salud de pacientes que ya están usando cannabidiol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.