martes, 14 de octubre de 2014

BROTE LETAL DE ÉBOLA: MIENTRAS EL VIRUS SE EXPANDE POR MÁS PAÍSES , SE INICIA PRIMER ENSAYO DE LA VACUNA

Fuente: miradaprofesional.com
MOSCU, octubre 14: Científico rusos comenzarán a probar uno de los fármacos para tratar de controlar el virus, que causó miles de muertos en África y se extiende por el mundo. Para la OMS “es una crisis sin precedentes” y criticó la falta de inversión de la industria farmacéutica a 40 años de descubrir la enfermedad. En la región, Brasil descarta posible contagio, mientras Chile tiene en estudio uno.
Las noticias sobre el avance a nivel mundial del brote letal de ébola abarcan cada vez más países y regiones. La muerte de un paciente en Estado Unidos y el “mini brote” en España se suma a varios casos sospechosos en diversos países, mientras en África occidental el número de muertos sigue creciendo. En este contexto, los especialistas trabajan a contrarreloj para dar con algún medicamento o vacuna efectiva que frene la mortalidad de la enfermedad. Esta semana, según informaron autoridades médicas rusas, científicos comenzarán el primer ensayo clínico de un fármaco para terminar con el mal. En tanto, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) criticaron la falta de inversión anterior de estos tratamientos, y hablaron de una “crisis sin precedentes”.


La ministra de Sanidad rusa Veronika Skvortsova informó durante el fin de semana que científicos de su país preparan ya un ensayo de una vacuna contra el ébola en primates, en el marco de un proceso que “podría dar resultados tangibles en cuestión de meses”. Skvortsova aseguró que los científicos están recabando material "para repetir pruebas en primates y comenzar los ensayos clínicos", según la agencia RIA Novosti. "Este trabajo llevará varios meses", añadió.

Por su parte, la viceprimera ministra Olga Golodets, también ha subrayado que los expertos están "a punto de terminar" el trabajo para desarrollar la vacuna, clave en la lucha contra una enfermedad que este año ha dejado más de 4.000 muertos en África Occidental.

El presidente de la comisión de ciencia de la Duma, Valeri Chereshnev, ha confirmado este lunes a la agencia de noticias ITAR Tass que dos laboratorios -uno situado en la región de Moscú y otro en la ciudad siberiana de Novosibirsk- han desarrollado una vacuna. Chereshnev también ha citado la posibilidad de que un medicamento, de nombre Triazaverine y desarrollado por científicos en la zona de los Urales, pueda ser utilizado como tratamiento. Aunque esta medicina todavía "no ha sido probada contra el ébola", se ha demostrado eficaz en otros virus.

La confirmación de este ensayo ruso no calmó la ansiedad por una cura, ni las críticas por cómo se llegó a este estado de cosas sin que se avanzara en tratamientos alternativos. Por esto, la directora general de la OMS Margaret Chan criticó que a 40 años de la aparición del virus del ébola en el continente africano “no se cuente ya con una vacuna”. “El ébola surgió hace casi 40 años. ¿Por qué los médicos siguen con las manos vacías, sin vacunas y sin una cura?”, cuestionó Chan. Debido a que el virus del Ébola “ha sido, histórica y geográficamente limitado a naciones africanas pobres”, valoró.

“El incentivo es prácticamente inexistente (…) una industria con fines de lucro no invierte en productos para los mercados que no pueden pagar”, argumentó.
Chan subrayó que esto se debe a que el ébola suele afectar a los poblados más pobres del continente africano, pero los laboratorios farmacéuticos al no encontrar negocio, no mostraron interés en fabricar esta vacuna.

“El ébola pone de relieve las desigualdades sociales”, refirió en un mensaje enviado a la reunión del Comité de la Región Pacífico Occidental de la institución en Manila, el cual también fue circulado a los medios en Ginebra. El brote de este virus letal “pone de relieve los peligros del aumento de las desigualdades sociales y económicas del mundo. Los ricos reciben mejor atención y a los pobres se les deja morir”, deploró.
En tanto, David Nabarro, enviado especial de la ONU para el ébola, destacó que se trata de una crisis sin precedentes. "Ya no afecta solamente a un área geográfica definida, afecta a la región, y ahora además, tiene un impacto en todo el mundo. Este brote avanza más rápido que los esfuerzos para controlarlo. Tenemos que trabajar intensamente para equipararlo. Pero sabemos lo que tenemos que hacer, podemos hacerlo juntos, y nuestro compromiso es lograrlo en pocos meses antes de que siga causando más daño y miseria", alertó Nabarro.

Posible caso en Chile

En tanto, por un posible caso de virus de ébola en Chile, el Ministerio de Salud de ese país espera resultados de los laboratorios sobre una muestra de un paciente ingresado en Santiago. La Ministra Helia Molina junto al Subsecretario de Salud Pública Jaime Burrows, en conferencia de prensa anunció el 12 de octubre que decidieron activar el protocolo de alerta a un paciente que ingresó ese día al servicio de urgencia del Hospital Barros Luco, con síntomas de fiebre.

Se trata de un chileno que viajó desde “un continente donde hay antecedentes de países con ébola”, dijo la Ministra. La persona fue trasladada al Hospital Lucio Córdova, al cual la Dra. Molina definió como “un centro asistencial especializado en el control y tratamiento de enfermedades infecciosas”.

“El Hospital es un recinto de enfermos infecciosos y que sabe cómo trabajar con pacientes altamente contagiosos”, dijo en relación al riesgo para el resto de los enfermos y el personal.

Para tranquilizar a la población, la Ministra destacó que “el ébola es una enfermedad contagiosa y se transmite por contacto directo de fluidos, y no vía respiratoria. Su contagio se produce sólo cuando se desencadena la enfermedad y no durante el período de incubación”. “Por lo tanto, el hecho que entre al hospital un paciente con ébola, no significa para nada que todos los que estaban en la sala de espera, alrededor o en las casas aledañas, tengan algún riesgo”, sostuvo.

Por último, Brasil anunció que dio negativo el segundo examen del ébola realizado al guineano Souleymane Bah, que está en observación desde el viernes pasado en Río de Janeiro, por lo que el paciente saldrá del aislamiento. "Consideramos el caso sospechoso (de ébola) como un caso descartado", afirmó el ministro de Salud, Arthur Chioro, en una rueda de prensa en la que anunció el resultado del segundo examen.

Bah acudió el pasado jueves a un centro médico de Cascavel, en el estado de Paraná, relatando que un día antes había padecido fiebre, tos y dolor de garganta, pero desde que está bajo atención médica no ha vuelto a presentar síntomas, según el Ministerio. El guineano de 47 años, que llegó a Brasil el pasado 19 de septiembre, fue considerado un caso "sospechoso" del ébola por haber sentido los síntomas dentro del período de incubación de la enfermedad, que es de 21 días, y por proceder de uno de los países más afectados por la enfermedad.

Las autoridades brasileñas aplicaron los protocolos internacionales, aislaron a Bah y lo trasladaron a un hospital especializado en Río de Janeiro, donde permaneció en observación desde el viernes.

La epidemia de fiebre hemorrágica de ébola suma más de 8.000 casos entre marzo y octubre en los países afectados: Guinea, Liberia y Sierra Leona, con alrededor de 4 mil muertes. Entre las naciones que recibieron enfermos, que han causado nuevos contagiados están Nigeria, Estados Unidos y España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.