jueves, 19 de junio de 2014

OTRO GOLPE A LA ASPIRINA: DEJAN DE ACONSEJARLA PARA PREVENIR UN ACV EN PACIENTES CON FIBRILACIÓN AURICULAR

Fuente: miradaprofesional.com
LONDRES, junio 19: El sistema de salud pública británico informó que una nueva revisión del fármaco recomienda cambiar la aspirina por otros medicamentos anticoagulantes más nuevos, para personas que sufren esta patología cardíaca. Según la evidencia recolectadas, los beneficios del uso de aspirina “son muy pequeños” comparado con otros tratamientos, como la warfarina.
Hace poco más de un mes, la aspirina, uno de los medicamentos más populares del planeta, sufrió un duro golpe en Estados Unidos, cuando la FDA instó a dejar de recomendarlo como forma de prevenir problemas cardíacos en personas sin antecedentes ni complicaciones previas. La medida obliga a dejar de promocionar la forma “preventiva” de su uso. Ahora, una nueva revisión también terminó con otra forma habitual de utilización del analgésico: según un informe, hay otros tratamientos más aconsejables para prevenir un accidente cerebrovascular (ACV) en personas que padecen fibrilación auricular. Según los expertos, los médicos deben dejar de recomendar a estos pacientes la toma de aspirinas y volcarse a otros medicamentos más modernos.


El informe del sistema de salud pública británico, el NHS, se basa en trabajos médicos recopilados por el Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia del Cuidado (NICE, por sus siglas en inglés). Este determinó que “los anticoagulantes como la warfarina son mejores para tratar a personas con fibrilación auricular, una arritmia cardíaca que aumenta el riesgo de sufrir un ACV”. Hasta el momento, estos pacientes eran tratados con la ingesta diaria de ácido acetilsalicílico, un uso que podría ser abandonado pronto si se siguen las recomendaciones inglesas.

“Durante decenas de años se ha utilizado la aspirina para prevenir ACV, pero cada vez más evidencia sugiere que los beneficios de este medicamento son muy pequeños comparado con otros tratamientos”, destacó el informe

Las directrices británicas toman en cuenta los más recientes estudios y aconsejan “cambiar la aspirina por otros medicamentos anticoagulantes más nuevos, pues consideran que así se evitarán miles de accidentes cerebrovasculares”.

Sin embargo, expertos advierten que si se siguen estas directrices, la aspirina se debe dejar de tomar de forma gradual y sólo siguiendo las indicaciones del doctor. En este sentido, Peter Weissberg, director médico de la British Heart Foundation, dijo que "los ACV causados por fibrilación auricular son tan comunes como prevenibles, sólo si primero se identifica el ritmo cardíaco anormal y si se prescriben fármacos efectivos para evitar la formación de coágulos".

"Las nuevas directrices de NICE reflejan la evidencia de que la warfarina y los anticoagulantes más nuevos son mucho más efectivos que la aspirina para prevenir ACV", agregó. "Esto no significa que la aspirina no sea importante y efectiva para prevenir infartos y ACV de otra índole", insistió el especialista.

La fibrilación auricular se caracteriza por latidos cardíacos irregulares, afecta a cerca del 1 por ciento de la población general, y al 8 por ciento de las personas mayores de 80 años. Como esta enfermedad hace que el corazón no trabaje tan bien, se pueden formar coágulos que es lo que aumenta el riesgo de un ACV.

NICE también es consciente de los riesgos de la warfarina, por lo que indica que es posible utilizar anticoagulantes “más nuevos que no requieran de supervisión médica constante”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.