miércoles, 13 de julio de 2011

HOSPITALES REALIZAN UN DOCUMENTO PARA REFORZAR LA SEGURIDAD EN MEDICAMENTOS LASA

 Fuente: www.miradaprofesional.com
Hospitales universitarios de todo el país analizan en estos días un documento para mejorar la seguridad de los llamados medicamentos LASA. La idea, motorizada por el servicio de Farmacia del hospital Universitario Austral, es entregar el trabajo a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para que motorice una ley al respecto. Los fármacos LASA son aquellos que tienen denominaciones, nombres o aspectos similares entre sí y pueden generar problemas a la hora de la dispensa.

El documento en estos momentos está en elaboración en el hospital Austral, según confirmaron a este medio desde el servicio de Farmacias. La idea del mismo es que distintos hospitales y departamentos universitarios de farmacología recomienden las medidas de seguridad en materia de medicamentos LASA para que luego la ANMAT las imponga a la industria.


Los medicamentos LASA deben su nombre al término en inglés “look alike, sound alike”, que se traduce en “se parecen, suenan igual”, y aluden a los fármacos con similitudes que pueden llegar a confundir a la hora de dispensarlos.

En este sentido, el servicio de Farmacia recordó que la gestión de denuncias de medicamentos LASA de esa entidad, que reporta problemas de prescripción a la ANMAT, “motivó 14 cambios en los envases similares o deficitarios de los laboratorios que recibieron la denuncia”.

Además, estos laboratorios se adhirieron al programa “Uso seguro de Fármacos” que lleva adelante el hospital Austral, dese donde se informó que en la actualidad existen aún 26 expedientes abiertos en ANMAT por la misma razón. Uno de los laboratorios solicitó al servicio la capacitación de todos sus agentes de ventas en el tema de seguridad de medicamentos.

En 2007, una investigación de la Asociación Argentina de Farmacéuticos de Hospital de nuestro país determinó que luego de hacer una revisión de 20517 medicamentos, 927 pares “pueden provocar errores de medicación, porque se parecen visualmente o su denominación comercial o genérica suena similar”.
En este sentido, Marcela Rousseau, que integró el grupo de estudio, recomendó que “cuando un medicamento tiene un principio activo parecido a otro, se recomienda resaltar en mayúsculas las letras diferentes entre cada principio activo, remarcándose las letras problemáticas, y se identifican los envases con colores distintos”.

El estudio de 2007 también se recomienda “no almacenar nunca medicamentos similares en el mismo lugar, conocer la mayor cantidad de datos del paciente, tener mucho cuidado con los medicamentos que tienen agregados al nombre comercial alguna
sigla o nombre como NF, DUO, porque uno puede leer un nombre solo sin ver que tiene una asociación que quizás el paciente necesita”.

El problema de los medicamentos LASA es un tema mundial, y genera múltiples respuestas. El Grupo de Expertos en Denominaciones Comunes Internacionales de
la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una serie de medidas, como garantizar que las organizaciones de atención sanitaria “identifiquen y administren activamente los riesgos asociados con los medicamentos de aspecto o nombre parecidos”, mediante “la revisión anual de este tipo de medicamentos además de la implementación de protocolos clínicos al respecto”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.