lunes, 17 de febrero de 2014

ARGENTINOS PRUEBAN TERAPIA CONTRA TUMORES RESISTENTES

Fuente: pmfarma.com

Una nueva esperanza en la lucha contra el cáncer, para tratamientos complicados. Se necesitan más pruebas antes que llegue a aplicarse a los pacientes, pero consideran un éxito el estudio
* Gabriel Rabinovich, líder del equipo de científicos argentinos. Foto:Clarin.com
Investigadores argentinos hallaron un nuevo avance en la lucha contra el cáncer, al encontrar un mecanismo que "permite tratar tumores hasta ahora resistentes a las terapias convencionales", limitando la intensidad del riego sanguíneo necesaria para su desarrollo.
La investigación fue realizada por el científico argentino Gabriel Rabinovich y su equipo del Centro Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).
"El suministro de oxígeno y nutrientes a través de la sangre es fundamental para asegurar la viabilidad de cualquier tejido, pero es sumamente crítico para las células tumorales que, debido a su alta tasa de reproducción y metabolismo, requieren cantidades superiores a las normales", explicó el Conicet en un comunicado.


Por ello, muchas investigaciones terapéuticas contra el cáncer apuntan a reducir el suministro de sangre al tumor, pero los remedios existentes no siempre son efectivos.
El estudio publicado por los investigadores revela la naturaleza de uno de los mecanismos de resistencia tumoral y explica cómo revertirlo. El hallazgo se fundamenta en la relación entre dos proteínas, el Factor de Crecimiento Endotelial Vascular (VEGF) y la Galectina-1 (Gal-1), claves en la división de las células endoteliales para crear nuevos vasos sanguíneos.
El grupo de trabajo del Conicet descubrió que en tumores refractarios, las técnicas secuestro del VEGF no solo no limitan la proliferación de vasos sanguíneos, sino que la estimulan, al promover la asociación entre las dos proteínas.
"En tumores sensibles a estos fármacos, el anticuerpo que captura al VEGF tiene efectos positivos. Pero en aquellos que son resistentes a estas drogas, al poco tiempo de administrarlos entra en escena un mecanismo compensador que dispara nuevamente la creación de vasos", señala Rabinovich en el comunicado.
"El equipo de investigación trabajó entonces con un grupo de tumores refractarios y logró revertir su sensibilidad al administrar conjuntamente dos anticuerpos: uno que 'secuestra' a VEGF y otro a Gal-1", añadió la nota. “A los siete días de comenzado el tratamiento mixto disminuye la angiogénesis", precisó en el texto Diego Croci, investigador asistente del Conicet.
Sin embargo, el equipo científico advierte de que aunque los resultados en laboratorio y animales de experimentación son "muy positivos", aún no está disponible como tratamiento. "Conocer este mecanismo permite volver sensibles tumores que hasta ahora eran refractarios", dijo Rabinovich, quien puntualizó que "todavía es necesario realizar más estudios antes de que llegue a los pacientes".
Laboratotio: ratones y humanos
-  Los investigadores inyectaron vitamina C en células humanas de cáncer de ovario en el laboratorio, en ratones y en pacientes con cáncer de ovario avanzado.
-  Descubrieron que las células cancerígenas de ovario eran sensibles al tratamiento.
-  Cuando se realizaron las pruebas con ratones, el tratamiento funcionó en conjunto con los fármacos que se usan en la quimioterapia para reducir el ritmo de crecimiento del tumor.
Beneficios de la Vitamina C en terapias
Durante mucho tiempo, la vitamina C se ha utilizado como una terapia alternativa para el cáncer. Ahora, científicos en Estados Unidos comprobaron que altas dosis de esta sustancia orgánica puede potenciar los efectos de la quimioterapia.
Las pruebas realizadas en laboratorio y en ratones con cáncer de ovario demostraron que si se suministra inyectada, esta vitamina podría ser un tratamiento seguro, efectivo y muy económico no solo para este tipo de cáncer, sino para otros también.
En el estudio publicado en la revista especializada Science Translational Medicine, los investigadores hicieron un llamado para iniciar ensayos clínicos.  En la década de los 70, el químico Linus Pauling informó de que la vitamina C suministrada vía intravenosa era efectiva para tratar el cáncer.
Sin embargo, pruebas clínicas con esa vitamina administrada por vía oral no pudieron replicar los efectos y la investigación fue abandonada. Ahora se sabe que el cuerpo humano expulsa muy rápido esta sustancia cuando se toma por la boca. Sin embargo, científicos de la Universidad de Kansas explicaron que cuando es inyectada, el cuerpo absorbe la vitamina C y puede matar células cancerígenas sin dañar las normales.
Fuente: BBC Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.