jueves, 13 de febrero de 2014

ANTE EL AUGE DE LA RESISTENCIA BACTERIANA, EUROPA LANZA UN PROYECTO PARA CREAR NUEVOS ANTIBIÓTICOS

 Fuente: miradaprofesional.com
LONDRES, febrero 13: Un consorcio formado por universidades, centros de investigación y varias farmacéuticas fomentará el desarrollo de fármacos destinados a infecciones que muestran resistencia a los tratamientos actuales. El proyecto durará seis años y tendrá un presupuesto de 85 millones de euros. En los últimos 30 años, sólo dos antibióticos llegaron al mercado mundial.



“El desafío que se plantea ahora es que los medicamentos pueden llegar a perder eficacia”. Sin demasiados rodeos, Keiji Fukuda, subdirector General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se refirió en un reciente encuentro al drama de la resistencia a los antimicrobianos, un problema que en los últimos años creció de manera notable. la aparición de bacterias cada vez más resistentes a los antibióticos es uno de los temas que más preocupa a los especialistas, que advierten que a este ritmo muchas enfermedades podrían volverse “incurables”. Para tratar de frenar este fenómeno, un grupo de universidades y centros de investigación lanzaron el proyecto ENABLE (European Gram-Negative Antibacterial Engine), que buscará crear nuevos fármacos para tratar bacterias resistentes. Con el apoyo de varias farmacéuticas, la iniciativa contará con un presupuesto de 85 millones de euros.

El ENABLE comenzará a trabajar este 2014, y reunirá los esfuerzos de más de 30 universidades europeas, centros de investigación y empresas privadas de 13 países. La iniciativa fue promovida por la Universidad de Uppsala, en Suecia, y la farmacéutica inglesa Glaxo, que liderarán esta movida público-privada para dar con nuevos antibióticos que permitan tratar las bacterias resistentes. El proyecto tiene un plazo de seis años y se centrará en el desarrollo de nuevos antibióticos frente a patógenos denominado Gram-negativos.

“Nuestra participación en el programa representa una oportunidad fantástica para el desarrollo conjunto de uno de los productos naturales más avanzados de nuestro pipeline”, afirma Olga Genilloud, directora científica de la Fundación Medina, entidad sin fines de lucro de España que participará de la propuesta.

El proyecto ENABLE, el tercero dentro de la serie ND4BB (siglas de “Nuevos Medicamentos para bichos malos”), tiene la misión de establecer una plataforma de referencia para el descubrimiento de antibióticos que permita la progresión de programas de investigación desde la fase de discovery a la fase I de ensayos clínicos. El portafolio preliminar de candidatos se irá expandiendo a través de ofertas públicas con el objetivo de crear un portafolio completo de desarrollo, que permita completar en 2019 ensayos clínicos de fase I de, al menos, un nuevo antibiótico frente a infecciones por Gram-negativos.

Esta inversión público-privada refleja “el cambio de modelo en el desarrollo de nuevos medicamentos en áreas de alto riesgo como son los antibióticos, y tiene la misión de reunir el conocimiento concentrado en universidades, centros de investigación e industria privada europeos para enfrentarse a retos globales”, destacaron sus organizadores. Esta iniciativa coloca a Europa en primera línea de investigación colaborativa en salud entre la industria y los centros académicos.

Mientras que el mundo se enfrenta al creciente problema de la resistencia a los antibióticos, solo dos nuevas clases de antibióticos han llegado al mercado en los últimos 30 años. El descubrimiento y desarrollo de nuevos antibióticos es imprescindible para mantener los avances médicos pero plantea importantes retos a nivel científico, clínico y financiero, particularmente en el desarrollo de antibióticos con amplio espectro frente a bacterias Gram-negativas (como E.coli).

Estas bacterias presentan unas barreras efectivas frente a los antibióticos, lo que hace que su tratamiento sea difícil, con grandes probabilidades de resistencia y elevados costes de desarrollo y de riesgo financiero. La introducción de un nuevo antibiótico en el mercado tendría que llevarse a cabo de manera gradual para intentar retrasar la aparición de resistencias, lo que añadiría un reto financiero adicional para recuperar los costes de desarrollo.

Para la OMS, existen dos grandes problemas en materia de resistencia. En primer lugar, la gente toma a veces medicamentos sin necesidad o no los toma como debería. Y, en segundo lugar, los medicamentos no siempre han sido de la mejor calidad. “La reacción natural de las bacterias, los virus y otros agentes patógenos es luchar a su vez contra los medicamentos que la gente consume para deshacerse de ellos. Si esos medicamentos no se toman por un período suficientemente largo, o si no son lo bastante fuertes, los agentes patógenos resistentes pueden sobrevivir y propagarse. Eso significa que las personas pueden estar enfermas durante más tiempo y correr mayor riesgo de morir”, dijo Fukuda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.