miércoles, 18 de diciembre de 2013

AUTOMEDICACIÓN PELIGROSA: ESTUDIO AFIRMA QUE CASI EL 40% DE LOS JÓVENES CONSUME POR SU CUENTA PSICOFÁRMACOS

Fuente: miradaprofesional.com

BUENOS AIRES, diciembre 17: Es un trabajo realizado en la Universidad Nacional de La Plata entre unos 5 mil estudiantes. Según los resultados, casi el 7 por ciento utiliza estos medicamentos, y cerca de la mitad lo hace sin control profesional. Además, muchos los adquieren fuera de las farmacias. Los especialistas afirman que esta tendencia es parte de la medicalización que se vive.
La argentina es uno de los países donde más creció el consumo de medicamentos, llegando a un promedio de 12 pastillas anuales por habitante. En este contexto, un grupo importante de personas recurre a la automedicación como práctica habitual, sin consultar a médicos o farmacéuticos, incluso cuando consumen fármacos peligrosos, como antibióticos. Otra práctica peligrosa relacionada con la automedicación es el abuso de psicofármacos, una de las adicciones que más creció en el país. Un reciente estudio alerta que en jóvenes, cerca del 7 por ciento de los consultados admitió haber consumido estos medicamentos. Este grupo, un 40 por ciento uso los fármacos sin consulta profesional.

El nuevo estudio que alerta sobre el uso irracional de psicofármacos fue elaborado por la cátedra de Farmacología Básica de la facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), sobre un total de 5170 jóvenes, cuyos resultados marcan la gravedad de esta peligrosa tendencia.

Según el trabajo, publicado por el diario El Día de la capital provincial, “el 6,9 por ciento de los jóvenes consumían psicofármacos, en su mayoría benzodiacepinas”, mientras que en el 39 por ciento de estos casos ese consumo “era asociado a una automedicación”. La lista de las benzodiacepinas consumidas fue variada, e incluyó Alprazolam, Clonazepam, Diazepam, Bromazepam, Lorazepam y Flunitrazepam entre otros. Las razones brindadas para justificar el consumo fueron “para inducir el sueño” (34,2 por ciento), para “estar tranquilo previo a un examen” (20) por “contracturas musculares” (22,2).

“Desde práctica médica se contribuyó a medicalizar distintas situaciones que antes considerábamos normales y hoy hemos convertido en enfermedades, muchas de ellas inventadas. Los chicos traviesos de antes, por ejemplo, hoy tienen diagnóstico de hiperactividad; los antiguos tímidos hoy tienen fobia social y ameritan recibir psicofármacos”, reflexionó Gustavo Marín, doctor en Medicina y docente de la UNLP.

Un dato preocupante, afirma la misma nota, es que según el trabajo realizado por la UNLP “en el 18,6 por ciento de los casos los medicamentos utilizados se adquirieron fuera de las farmacias, con lo cual no se puede garantizar la procedencia y calidad de los mismos”. Por otro lado, se pudo detectar un mayor consumo de psicofármacos en aquellos estudiantes que vivían solos o en aquellos sin al menos un integrante de su familia.

Hay datos del INDEC que también echan luz sobre el fenómeno. Según ese organismo, de hecho, en el tercer trimestre del año pasado los medicamentos de mayor facturación fueron los del sistema nervioso con 913 millones de pesos, seguidos por los destinados al aparato digestivo y metabolismo con 839 millones, los medicamentos del aparato cardiovascular con 821 millones, y los antineoplásicos e inmunomoduladores con 806 millones de pesos.

Con estos datos, es previsible que haya cada vez más eventos de intoxicaciones por el consumo irresponsable de estos medicamentos. En este sentido, Girardelli, responsable del centro de toxicología, confirma las tendencias de los distintos relevamientos. “Hace años que llevamos los registros y vemos que hay un incremento de casos. Más de la mitad de las personas que atendemos llegan con intoxicaciones agudas por alcohol y por psicofármacos de la familia de las benzodiacepinas”, indica Girardelli, también titular de la cátedra de toxicología de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNLP.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.