viernes, 9 de septiembre de 2011

FARMAINDUSTRIA LAMENTA LA "AGRESIVIDAD" DE LAS MEDIDAS PARA REDUCIR EL DÉFICIT Y EXIGE UN MARCO REGULATORIO ESTABLE

SANTANDER, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -
   El director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, ha lamentado la "agresividad" de las medidas acordadas por el Estado para que este sector contribuya a reducir el déficit público, medidas que según ha indicado implican un ahorro de unos 5.000 millones de euros, pero la pérdida de cerca de 40.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, en los próximos años. 
   Además, los tres reales decretos aprobados en los últimos 18 meses tendrán también "efectos negativos" sobre la investigación, ya que se dejarán de invertir del orden de 300 millones de euros en los ejercicios más inmediatos.


   En este sentido, ha recordado que el Real Decreto-Ley aprobado el pasado mes de agosto por el Gobierno tendrá un impacto para la industria farmacéutica de 1.850 millones de euros, lo que representa más del 10 por ciento de su mercado.
   Por ello, cree que es "difícil" demandar "un mayor esfuerzo" a la industria farmacéutica para sostener las cuentas públicas. "No recuerdo ningún otro sector ni ningún otro ámbito empresarial que, en términos relativos, haya tenido una contribución mayor para reducir el déficit público que el sector farmacéutico", ha manifestado Arnés, después de cifrar el "esfuerzo" demandado a este colectivo para reducir el déficit en un 30 por ciento de su mercado.
   En una rueda de prensa que ha ofrecido este jueves en Santander con motivo de la undécima edición del Encuentro de la Industria Farmacéutica Española que se celebra esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), el director de Farmaindustria ha asegurado que los tres decretos del último año y medio afectan "fuertemente" al sector, "con unos impactos del orden de 4.000 millones de euros" en los próximos dos años.
   Además, se contempla un ahorro de 5.000 millones, que suponen un 0,5% del PIB del sector, cuando su contribución es del 1,5%, ha puntualizado Arnés, que también ha recordado que el mercado farmacéutico factura del orden de 15.000 millones de euros.
   A todo ello hay que sumar, según ha añadido, la deuda de las administraciones públicas con la industria farmacéutica y que asciende a 5.000 millones más, es decir, otro medio punto del PIB.
   "Difícilmente se puede pedir a la industria farmacéutica una mayor contribución económica para sostener las cuentas públicas españolas", ha insistido Arnés, que ha comparecido ante los medios junto al catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Carlos III de Madrid, Félix Lobo.
EFECTOS NEGATIVOS SOBRE INVESTIGACIÓN Y EMPLEO
   El director de Farmaindustria ha opinado que al sector "se le viene requiriendo de forma excesiva y preocupante", lo que también va a tener consecuencias sobre el empleo, la inversión en investigación y la internacionalización de las compañías españolas.
   Así, la investigación se va a "resentir" de forma "muy intensa" en los próximos dos o tres años, tal y como ha vaticinado. A este respecto, Arnés ha detallado que los dos  primeros reales decretos supondrán una merma de unos 300 millones en investigación, cuantía a la que habrá que sumar el tercer decreto aprobado el pasado agosto, que tendrá un impacto "casi similar" a los anteriores.
   Algo parecido ocurrirá, según ha dicho, en el mercado laboral, donde va a resultar "muy difícil" mantener los niveles de empleo. Los dos primeros decretos podrían tener un impacto en términos de empleo de entre 4.000 ó 5.000 puestos directos y de entre 15.000 ó 20.000 indirectos, números que habría que multiplicar "casi por dos" para determinar los efectos reales. "Las cifras son impactantes", ha apostillado el director de Farmaindustria.
   Con todo ello, considera la situación actual del sector "bastante preocupante", más si se tiene en cuenta que no se vislumbra un horizonte "positivo" ya que, como ha dicho, "no parece que España vaya a salir de la crisis de forma inmediata".
PETICIONES
   En cuanto a las peticiones y demandas del sector, Humberto Arnés ha indicado que "a cambio" del esfuerzo realizado piden un marco regulatorio "predecible y estable", que no haya nuevas medidas o ajustes en las cuentas públicas que afecten al sector y que no se "infrafinancie" la sanidad, es decir, que se dote de recursos "de forma adecuada" y no se presupueste "por debajo" de los gastos reales.
   Por su parte, el catedrático de Economía de la Carlos III ha destacado que las prestaciones farmacéuticas suponen una quinta parte del gasto sanitario, que se ha sometido a una "restricción muy fuerte" por la crisis económica.
   En este sentido, Lobo ha reflexionado para concluir que habrá que determinar si se gasta más en el ámbito de la alta velocidad o en sanidad, y se recorta más, por ejemplo, en escáneres para puertos o en materia sanitaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.