martes, 9 de agosto de 2011

VISITADORES MÉDICOS SE SUMAN A LA PELEA POR MEDICAMENTOS SÓLO EN FARMACIAS

 Fuente: www.miradaprofesional.com
Desde hace tiempo Capital Federal es el escenario de la lucha contra el medicamento fuera de farmacia. Pese a los fallos judiciales, el lobby de kiosqueros y de algunos laboratorios hace difícil su aplicación, por lo que farmacéuticos y especialistas buscan apoyos para lograr lo que el sentido común dicta: que los remedios dejen de ser una mercancía para convertirse en un bien social. La semana pasada, los visitadores médicos se sumaron a esta lucha, y denunciaron la venta ilegal en suelo porteño. Desde el gremio le apuntaron a la oscura Cámara Argentina de Productores de Especialidades Medicinales de Venta Libre (CAPEMVeL).


Mediante un informe, la Asociación Agentes de Propaganda Médica (AAPM) denunció la situación de ilegalidad que persiste en Capital Federal. Según este gremio, “los kiosqueros de la ciudad de Buenos Aires siguen vendiendo, por igual, cigarrillos, caramelos y medicamentos”. Ante esto, pidieron que se aplique la ley nacional aprobada en noviembre de 2009 por unanimidad por el Congreso.

Para AAPM la pelea tiene además un protagonista en la sombra: la CAPEMVeL. La oscura cámara que aglutina a los laboratorios de medicamentos de venta libre fue señalada por el informe de los visitadores médicos como principal lobista para que se rompa esta norma. “CAPEMVeL impulsó desde las sombras el recurso de amparo de una afiliada a la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) contra la Ley Nacional 17.565, de 2009, que prohíbe la venta de medicamentos fuera de las farmacias”, recordaron.

En este sentido, si bien la jueza en lo contencioso-administrativo Elena Liberatori respondió al recurso de amparo dejando en suspenso la aplicación de la ley en la ciudad, un fallo posterior la puso en funcionamiento, por lo que hoy está prohibido vender medicamentos fuera de farmacias. Este fallo fue ratificado por el juez Guillermo Scheibler.

Desde esta cámara, aseguran que permitir la venta en kioscos es una forma de mejorar la accesibilidad de los remedios, algo que rechaza AAPM
El razonamiento constituye un sofisma inteligente propio de una empresaria, pues evita mencionar que los medicamentos además de curar suelen ser dañinos en dosis excesivas o por causa de la automedicación, como cualquier producto químico”.

“Ampararse en la supuesta displicencia de un empleado de farmacia que manipulea una cajita, oculta que en cualquier farmacia hay un farmacéutico o personal entrenado para responder a las inquietudes elementales de quien adquiere un medicamento. Por lo menos en aquellas farmacias de barrio que no funcionan como cadenas expendedoras”, concluyeron los visitadores.

En el trabajo difundido por la AAPM –que tuvo como eje el aumento de la publicidad de los medicamentos –se dan cifras alarmantes sobre los efectos de la venta ilegal indiscriminada y sin supervisión profesional. El estudio indicó que en 2009 “los hospitales públicos de Capital Federal y Gran Buenos Aires atendieron a 960 mil personas por uso indebido de medicamentos y 115 mil debieron quedar internadas, el 12 por ciento del total de ingresos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.