martes, 24 de junio de 2014

LA LEGISLATURA PORTEÑA PREOCUPADA POR EL AUMENTO DE LA VENTA DE MEDICAMENTOS POR INTERNET

 Fuente: miradaprofesional.com
Desde que se aprobó en noviembre de 2009, la ley nacional de medicamentos prohíbe la venta por Internet, y las denominadas “farmacias virtuales”. Pese a esto, en el país se estima que aumenta el consumo de productos médicos a través de la web, lo que preocupa a especialistas y autoridades. Esta tendencia crece en los grandes centros urbanos, ya que la proliferación de ofertas de estos sitios está muy presente. En Capital Federal, por ejemplo, la legislatura acaba de aprobar una declaración donde se alerta sobre esta suba, y pide a la población que evite comprar fármacos en lugares no autorizados. El autor de la iniciativa denuncia que muchos de los productos que se venden en la web pueden ser falsos o adulterados.


La declaración aprobada por los diputados de la Ciudad de Buenos Aires es una iniciativa del presidente del bloque Suma+, Hernán Rossi, quien se mostró preocupado por la venta de medicamentos por intermedio de la web. La declaración alertó que “es muy posible que muchos de los medicamentos que se venden a través de Internet no cumplan con el control de calidad y que cualquier inescrupuloso los ingrese al mercado desde el anonimato que ofrece la web”.

“Muchos de quienes ofrecen medicamentos por Internet no tienen un domicilio físico ni legal ni un farmacéutico que esté al frente de su negocio y se haga responsable como dicta la ley nacional 17.565 que establece que la preparación de recetas, despacho y venta al público de drogas y medicamentos solo puede hacerse en farmacias habilitadas por la autoridad de aplicación”, aseguró Rossi.

El diputado, integrante de la Comisión de Salud de la Legislatura porteñ,a reiteró que uno de los productos que más preocupa es la venta de Misoprostol utilizado en pacientes con riesgo de úlcera gástrica asociada con el uso excesivo de antiinflamatorios y que utilizado produce contracciones del útero que terminan por provocar un aborto. “Su venta debiera ser siempre bajo receta archivada y utilizados bajo rigurosa prescripción y vigilancia médica. No obstante, en la web se consigue fácilmente”, aseguró Rossi. Además, el legislador enfatizó sobre los reiterados informes de la Junta de Naciones Unidas (JIFE) sobre el uso indebido y el tráfico de medicamentos en todo el mundo y su vinculación al crecimiento del mercado negro abastecido por medicamentos robados, falsificados y luego comercializados vía internet.

A nivel nacional, la preocupación por el aumento de la venta virtual de medicamento hizo que autoridades emitieran varias alertas. En una de ellas, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aseguró que la creciente oferta de medicamentos por Internet y correo electrónico “preocupa a las autoridades sanitarias de todo el mundo debido a que, en esas circunstancias, no puede garantizarse debidamente la calidad de los productos que se adquieren”.

Para la ANMAT, es necesario señalar que en la Argentina la ley 16.463 “ha prohibido “toda forma de anuncio al público de los productos cuyo expendio sólo haya sido autorizado bajo receta”. “Esta Administración Nacional recomienda a la población que se abstenga de adquirir y consumir cualquier tipo de fármaco de procedencia desconocida y que no se expenda por las vías legítimas de comercialización. Ello incluye tanto aquellos que se of recen por los medios antes mencionados (páginas web y mensajes de E-mail) como así también los que se promocionan mediante avisos clasificados”, remarcó la entidad de control.

Volviendo a Buenos Aires, Rossi demostró su satisfacción por parte del cuerpo y pidió redoblar los esfuerzos y el control de este tipo de situaciones porque la ingesta de medicamentos si control puede ser perjudicial para la salud de los vecinos.

Según datos de la ONU, la mitad de los medicamentos pedidos en farmacias online son falsificados. Además, esta modalidad de venta “estimula el ejercicio de la autoprescripción”.

Según fuentes médicas e informáticas, la venta online es un problema muy difícil de controlar. Por contar con pocos recursos, la mayoría de las investigaciones policiales apunta a delitos más graves, como las redes de pedofilia y pornografía infantil, mientras que las farmacias online quedan siempre en segundo plano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.