domingo, 8 de diciembre de 2013

LAS COMPAÑÍAS INVIERTEN 1.300 MILLONES DE DÓLARES Y 14 AÑOS DE MEDIA EN LANZAR UNA NUEVA MOLÉCULA

Fuente: elglobal.net
1 / 1
 
Francisco rosa / Madrid
@ElGlobalNet
 
Un informe de Deloitte-Thompson Reuters apunta a una reducción de los retornos de la inversión que realiza la industria en innovación
Las 12 compañías sometidas al estudio han lanzado 105 productos entre 2010 y 2013 y ya tienen 167 moléculas en fases avanzadas
El coste que supone el lanzamiento de un producto varía significativamente entre las distintas compañías
La patronal británica reconoce que es preciso que se garantice el acceso a la innovación para seguir investigando
Además de sufrir los efectos directos de las medidas de ajuste, que se han convertido en un azote para las cuentas de resultados de la industria farmacéutica, los laboratorios se están viendo afectados por una pérdida de rentabilidad de sus actividades de I+D, debido, principalmente, a un aumento del coste y del tiempo invertidos con este fin. Esta es la principal conclusión del último informe publicado por Deloitte-Thompson Reuters, Measuring the return from pharmaceutical innovation 2013, en el que se evalúan los retornos obtenidos por doce compañías del sector (las cuales no aparecen explícitamente referenciadas) entre los ejercicios de 2010 y 2013.
El coste que supone el lanzamiento de un producto varía significativamente entre las distintas compañías
La patronal británica reconoce que es preciso que se garantice el acceso a la innovación para seguir investigando
Así, entre los factores que más han influido en esta nueva realidad está el aumento del coste de la I+D, que incluye el dinero invertido desde el descubrimiento de las moléculas hasta su lanzamiento al mercado. A este respecto, el informe concluye que se ha producido un incremento medio del 17,9 por ciento en el gasto medio por molécula lanzada por las compañías analizadas desde 2010 a 2013. En el estudio elaborado hace tres años se cifró en 1.094 millones de dólares el gasto para obtener una molécula, mientras que en 2013 la media alcanza los 1.294 millones.
No obstante, el análisis expone la gran variabilidad entre la eficiencia lograda por unas y otras empresas a la hora de investigar, desarrollar y lanzar nuevas moléculas al mercado. Sorprende, en este sentido, que algunas hayan invertido más de 3.000 millones de dólares de media en 2013, mientras que hay otras que no han gastado más de 400 millones.
En relación con esto, el documento alude también al impacto que tienen los fracasos obtenidos por las farmacéuticas, en las fases avanzadas de sus investigaciones, sobre la pérdida de rentabilidad de su actividad. En total, se han cuantificado en unos 243.000 millones las pérdidas generadas por este motivo en el periodo comprendido entre 2010 y 2013.
Otra variable que tiene un peso importante en los retornos obtenidos por las compañías (que pasaron del 10,5 por ciento de media en 2010 al 4,8 por ciento en 2013) tiene que ver con el tiempo comprendido entre el descubrimiento y el lanzamiento de sus productos, dada la limitación temporal del periodo de protección industrial. "Las farmacéuticas se están viendo obligadas a tomarse más tiempo para ofrecer una mayor evidencia y también para decidir con qué moléculas avanzan y cuáles dejan por el camino", indica el documento. En concreto, se ha producido un aumento del periodo medio desde los 13,2 a los 14 meses entre 2010 y 2013.

Distribución de los tiempos

Asimismo, en lo relativo a la distribución de esos tiempos, se aprecia una evolución estable de los plazos empleados por las compañías entre el descubrimiento y la realización de las primeras pruebas de toxicidad (entre el 21 y el 28 por ciento del total). Sin embargo, se ha dado un aumento significativo en el tiempo medio invertido desde el inicio de la fase preclínica hasta la finalización de la fase II (del 20 por ciento en 2010 al 37 por ciento en 2013), mientras que ha disminuido, también considerablemente, el que pasa desde el inicio de la fase III a la solicitud de autorización de comercialización (del 55 por ciento en 2010 al 42 por ciento en 2013).
A partir de aquí, y una vez constatado el lastre que supone el aumento de costes y tiempos, el informe pasa a reconocer que, pese a todo, las compañías no cesan en su actividad. De este modo, destaca el hecho de que tan solo las estudiadas hayan lanzado un total de 105 productos en 2013, con un valor proyectado de 770.000 millones de dólares. Asimismo, han llevado otras 167 moléculas a fases avanzadas de investigación, las cuales podrían contribuir con unos 819.000 millones de dólares (el cálculo incluye una estimación de los riesgos) a las cuentas de resultados de dichos laboratorios. "En estos cuatro años las compañías han estado hábiles y han conseguido el equilibrio gracias al éxito de sus investigaciones y de la revitalización de sus pipelines con nuevas moléculas", concluye el informe.
A pesar de estos datos positivos, y dado que el entorno va a seguir siendo hostil en los próximos años para la industria farmacéutica, principalmente en los países desarrollados, los autores del informe entienden que será necesario avanzar en medidas de contención de los gastos en I+D, pese a que será preciso mantener la intensidad a la hora de llevar nuevos compuestos a las últimas fases de la investigación y su posterior comercialización.
Igualmente, para mejorar los retornos también se recomienda "maximizar el valor de la innovación, preservar y desarrollar el talento en I+D, así como aprovechar el valor de los procesos analíticos para ser más eficaces en la toma de decisiones ", culmina.
Unas recomendaciones que serán, a buen seguro, tenidas en cuenta por la industria, como muestra la reacción de la patronal británica del sector farmacéutico (ABPI) al informe. "La industria no cesa en la búsqueda de soluciones para incrementar la productividad de su I+D, mediante, por ejemplo, procesos de innovación abierta, colaboraciones precompetitivas, la optimización del análisis de datos... A pesar de ello, es necesario que los sistemas sanitarios faciliten el acceso a la innovación, para poder seguir investigando", dice en un comunicado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.