martes, 18 de junio de 2013

IDENTIFICAN UN ANTICUERPO ORIGEN DE LA MUERTE SÚBITA EN ADULTOS

Fuente: jano.es
Los facultativos prueban con éxito en una paciente que ingresó con un síncope y que era portadora de Anti-Ro, que el tratamiento con inmunosupresores asegura el correcto funcionamiento del corazón.

Los servicios de Cardiología, Reumatología e Inmunología del Hospital Universitari Germans Trias i Pujol explican hoy, en un artículo publicado en la revista New England Journal of Medicine, cómo un tipo de anticuerpo que actúa contra los tejidos en las enfermedades reumáticas puede ser también responsable de bloquear el latido cardiaco en adultos. La consecuencia de este bloqueo es un tipo de síncope. El hallazgo abre una puerta al tratamiento de esta enfermedad con fármacos inmunosupresores en lugar del remedio habitual, que consiste en la impltanción de marcapasos.

Un síncope cardiaco es una pérdida súbita y transitoria de la consciencia que, en algunos casos, tiene su origen en un bloqueo de la conducción de los estímulos eléctricos del corazón, y por tanto del latido y del bombeo de la sangre. Este bloqueo puede tener varias causas, la mayoría irreversibles, como por ejemplo el envejecimiento del órgano, un infarto de miocardio o una cirugía cardiaca. No obstante, se han descrito una veintena de casos en el mundo de personas adultas con anticuerpos Anti-Ro positivos y bloqueo cardiaco sin causa aparente, en que hasta ahora no se había explorado la afectación concreta en la actividad eléctrica.

Se sabía que los anticuerpos Anti-Ro podían originar bloqueo cardiaco en neonatos; en cambio, no se había demostrado que este tipo de anticuerpos pudiera tener una afectación directa en el estímulo eléctrico del corazón de los adultos. Los médicos del Trias i Pujol trataron a una paciente de 26 años que ingresó en el hospital con un síncope. Tras descartar las causas habituales, comprobaron que era portadora de Anti-Ro y la sometieron a un estudio de la actividad eléctrica del corazón mediante la introducción de un catéter por la vena femoral. Así, lograron concretar por primera vez en qué parte del corazón causan bloqueo los Anti-Ro y cómo aquél mejoraba con el tratamiento.

Los cardiólogos Irene Santos-Pardo, Roger Villuendas y Antoni Bayés-Genís (jefe del servicio de Cardiología de Germans Trias y presidente de la Societat Catalana de Cardiología) y la reumatóloga Melania Martínez-Morillo detallan el hallazgo en un artículo publicado en la revista New England Journal of Medicine.

Sin necesidad de marcapasos un año y medio después

Los médicos de Germans Trias implantaron un marcapasos a la paciente para asegurar el correcto funcionamiento de su corazón, pero decidieron tratarla con fármacos inmunosupresores, ya que este es el tratamiento indicado cuando se producen los brotes en las enfermedades reumáticas. Los resultados han sido muy favorables: la paciente no ha necesitado el marcapasos desde que, hace un año y medio, le fue implantado. Ahora, el equipo de Germans Trias determinará de manera sistemática la presencia o ausencia de anticuerpos Anti-Ro en todos los pacientes que ingresen con un síncope, y continuará trabajando en la evaluación de si es o no necesario implantar marcapasos en las personas que hayan sufrido una síncope por esta causa.



New England Journal of Medicine (2013); doi: 10.1056/NEJMc1300484

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.