martes, 14 de agosto de 2012

FLEXIBILIZARÁN LAS IMPORTACIONES


La provisión de medicamentos se normalizaría en sesenta días 

Fuente: www.notiexpress.com.ar

"Estamos pasando de alerta rojo a alerta naranja. En un breve plazo el problema de los medicamentos va a estar solucionado". La opinión del vocero de la Cámara de Droguerías e Insumos de Rosario, Miguel Buz, sintetiza el panorama que referentes del sector trazaron en forma coincidente ante la falta de remedios e instrumental médico por trabas a las importaciones. Elementos que, según vaticinaron, comenzarán a llegar con fluidez en un plazo de 60 a 90 días. La clave hacia la salida del cuello de botella fue la reunión que el miércoles mantuvo con su par nacional el ministro de Salud santafesino, Miguel Angel Cappiello, en la que se autorizó el ingreso de fármacos para el tratamiento de la fibrosis quística y otros materiales.


Llaves de tres vías, sueros, instrumental odontológico, anticonvulsivantes, guantes y agujas son parte de la lista de materiales que escasean en la provincia en los últimos meses partir de la política nacional de restricción a las importaciones dispuesta por la Secretaría de Comercio Interior de la Nación.

"Se van a ir resolviendo todas los inconvenientes y no vamos a tener más dificultades. Es un problema derivado de políticas económicas nacionales que no ha llegado a un punto crítico", evaluó Cappiello tras la reunión con el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur. El funcionario solicitó el encuentro tras el reclamo de familiares de pacientes con fibrosis quística, afectados por la falta de pancreatina, vitaminas liposolubles y nebulizadores específicos que se requieren en forma permanente para el tratamiento de la enfermedad.

Tras la reunión, Manzur autorizó que la Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnología Médica (Anmat) importe esas especialidades medicinales. Cappiello entregó además una lista con otros insumos que faltaban en la provincia, como la droga primidona (un anticonvulsivante para el tratamiento de la epilepsia), guantes, llaves de tres vías y material para fabricar sondas y catéteres que se hacen en la Argentina en base a materia prima importada.

"En el ámbito de la salud pública no tenemos dificultades con los medicamentos. Hay que hacer más trámites que los habituales pero la situación no es crítica", dijo Cappiello, quien remarcó que la provincia tiene asegurado el 94 por ciento de los fármacos para atención primaria y el 64 por ciento de otros niveles.

En ese diagnóstico coincidió el secretario de prensa de la Cámara de Droguerías e Insumos Médicos de Rosario (Cadin), Miguel Buz, quien planteó que “se ha empezado a flexibilizar la salida de las órdenes de compra”. Aclaró que pasarán dos meses hasta que se normalice la situación, entre “los treinta días de barco, quince de trámite en la Anmat y quince de logística para que el material ingrese al mercado. Faltan entre 60 y 90 días para salir del alerta roja y pasar al alerta naranja y un poco más normalizar el stock y trabajar libremente”.

Buz indicó que las restricciones se comenzaron a destrabar en mayo, luego de que la cámara que nuclea a fabricantes de drogas e insumos presentara en la Secretaría de Comercio un vademécum detallando qué se producía y qué no en el país. La Cámara local está integrada por once empresas que proveen el 65% de la mercadería a hospitales de Rosario y la provincia y que, ante la falta de stock, tuvieron inconvenientes para cumplir a término con las licitaciones. “La medida se hizo con desprolijidad, todavía cuesta conseguir algunas mercaderías pero de a poco el escenario tiende a mejorar”, vaticinó Buz.

“En el transcurso de treinta días se tienen que estar liberando los permisos frenados en la aduana”, añadió por su parte Fabiana Bravi, vocal del Colegio de Farmacéuticos de Rosario. La profesional precisó que los faltantes son fármacos para el tratamiento de enfermedades raras, algunas drogas oncológicas e insumos descartables como guantes, jeringas, y llaves de tres vías, que empezaron a ser comercializadas por una empresa nacional.

En los consultorios odontológicos, en tanto, se sienten retrasos en la entrega de descartables, insumos para ortodoncias e implantes y anestesias. “En el ámbito privado no hay desabastecimiento. No es una situación que impida dar cuenta de los tratamientos”, dijo Jorge Cornaglia, presidente del Colegio de Odontólogos, quien aclaró que el 70% de los insumos proviene de la industria nacional.

Cornaglia señaló que si bien los colegios de odontólogos del país realizaron gestiones para revertir las demoras, un costado negativo del problema es que “los profesionales consumen más para stockearse y el mercado dental aumenta los precios”. Por eso exhortó a que “no se actúe para acaparar ni para que se apliquen maniobras extorsivas”.



Fuente: La Capital

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.