jueves, 6 de octubre de 2011

EN BUSCA DE MÁS CONTROLES, FRANCIA RETOMÓ SU SISTEMA DE MEDICAMENTOS

 Fuente: miradaprofesional.com
PARIS: Luego del escándalo con Mediator, el parlamento galo aprobó la iniciativa gubernamental que endurece los controles para la autorización y circulación de fármacos. Buscan limitar la influencia de la industria farmacéutica sobre las instituciones y profesionales de la salud.
Como consecuencia directa del escándalo del fármaco Mediator, y por temor a nuevos casos de irregularidades a la hora de controlar la circulación de estos productos, la Asamblea Nacional de Francia aprobó esta semana un proyecto de ley que reforma el sistema de medicamentos, buscando transparentar los mecanismos para autorizar o monitorear cualquier producto médico. La iniciativa, enviada al parlamento por el gobierno galo, quiere evitar la creciente influencia de la industria farmacéutica en el mercado de los remedios.


La flamante ley fue presentada por el ministro de Salud francés, Xavier Bertrand, luego que se desatara el escándalo de Mediator, un medicamento que causó de 500 a dos mil muertes pero que tardó años en ser retirado del mercado. El proyecto está dirigido a reformar el sistema de medicamentos para mejorar y transparentar los controles.

El texto fue adoptado en primera lectura por 309 votos a favor y 31 en contra, 20 de ellos diputados de la Izquierda Demócrata y Republicana (Partido de Izquierda, Verdes, Comunistas e izquierda diversa) y 11 del grupo Socialista, Radical y Ciudadano. Este último registró además 157 abstenciones.

“El proyecto de ley apunta hacia la búsqueda de la transparencia en los conflictos de intereses uno de los puntos clave del escándalo suscitado por el antidiabético Mediator”, informaron fuentes parlamentarias. Por su parte, según Bertrand, con esta exigencia de nitidez se trata esencialmente de poner claridad en los vínculos entre los profesionales de la salud y las farmacéuticas.

Otro aspecto importante será que cuando haya incertidumbres sobre un medicamento la duda deberá favorecer a los pacientes y no a los laboratorios, dijo el titular.
La farmacovigilancia será reforzada y podrían demandarse estudios suplementarios sobre la eficacia y seguridad de los medicamentos.

Los diputados de izquierda consideran que el texto tiene muchas lagunas.

El escándalo desatado por los efectos adversos del antidiabético Mediator puso en duda la seguridad del sistema de medicamentos en Francia, según profesionales de la salud que demandaron una reforma urgente del mismo.

Mediator, utilizado también como adelgazante, se vincula con la muerte de entre 500 y dos mil personas por hipertensión arterial pulmonar y problemas en las válvulas cardíacas.

Comercializado por los laboratorios Servier durante más de 30 años en Francia pese a múltiples alertas, el fármaco fue consumido por unas cinco millones de galos durante 18 meses como promedio, de acuerdo con cifras de la Agencia de Seguridad Sanitaria (AFSSAPS). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.