viernes, 16 de septiembre de 2011

DESBARATAN RED DE MAYORISTAS QUE VENDIA MEDICAMENTOS EN EL OESTE BONAERENSE

 Fuente: miradaprofesional.com
La venta de medicamentos fuera de farmacias se volvió un negocio tan rentable que ya no sólo se debe lidiar con pequeños comerciantes que buscan “aprovechar el momento”. En la provincia de Buenos Aires se fueron formando verdaderas redes de distribución de fármacos, que surten de manera clandestina a miles de puntos de venta. Esto quedó al descubierto esta semana, cuando un operativo conjunto desbarató una red de comercios mayoristas que vendía remedios a unos mil kioscos de la zona oeste del conurbano bonaerense. Se secuestraron gran variedad de medicamento, incluyendo algunos que deben venderse bajo receta.


Los allanamientos se realizaron en cuatro grandes mayoristas de las localidades de Merlo, Libertad y Morón, luego de una denuncia realizada por el Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires. Con apoyo de la policía y autoridades judiciales, el ministerio de Salud bonaerense procedió al secuestro de una importante cantidad de medicamentos, cuyo origen no pudo establecerse.

Según pudo saber MIRADA PROFESIONAL, los comercios –distribuidores de golosinas, cigarrillos y alimentos al por mayor –vendían estos medicamentos a “más de mil kioscos y locales similares”, una verdadera red de tráfico en toda la zona oeste. Entre el material incautado se encontraron medicamentos de venta bajo receta y otros productos.

Desde el Colegio Profesional informaron que al momento del allanamiento judicial “no se pudo precisar en ninguno de los comercios mayoristas la procedencia de lo incautado ante la ausencia de facturas o remitos que lo acrediten”. Por esto, los investigadores procedieron al secuestro de las computadoras de los comercios en busca de conocer el origen de la medicación que se intentaba vender “por medio de canales ilegales como son los kioscos”.

Participaron de estos allanamientos personal especializado de la dirección de Farmacia del ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, personal judicial y agentes de la Policía Bonaerense.

“Con este importante operativo se logró desafectar del circuito ilegal una importante cantidad de fármacos, sobre todo si tenemos en cuenta que estos comercios tenían la capacidad de abastecer a más de mil kioscos”, confirmaron las fuentes consultadas.

Ante esta situación, la presidenta del Colegio de Farmacéuticos provincial Isabel Reinoso destacó que “la intervención de las autoridades sanitarias respondiendo a nuestras denuncias nos permiten ejercer un rol como agentes sanitarios y colaborar con la fiscalización y cumplimiento de la leyes que regulan el mercado de medicamentos”.

“No podemos quedarnos de brazos cruzados en debates vacíos sobre la libertad de comercio de quienes quieren vender medicamentos fuera de la ley en claro desmedro de la salud pública”, aseguró la farmacéutica.

En este sentido, recordó que “la ley que rige en la provincia de Buenos Aires marca muestra claramente cual es la cadena de comercialización: los laboratorios producen, las droguerías distribuyen y las farmacias dispensan. Hoy nuestra ley es la única garantía de salud para la población”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.