jueves, 2 de junio de 2011

LOS MEDICAMENTOS Y EL ESTADO


Por Guillermo Cleti (*)
Fuenste: lacapital.com.ar

Al ingresar por primera vez al Laboratorio Industrial Farmacéutico Sociedad del Estado (LIF) tenía la sensación de estar en una dependencia estatal, generaba la impresión de estar en una verdadera empresa.
Con el transcurso del tiempo, luego de recorrer el Laboratorio, de conocerlo, de presenciar cómo funcionaba su vida diaria, podía reconocerse todo lo avanzado, desde su conformación como una sociedad del Estado, allá por el año 1999, pero también podía visualizarse aquello que faltaba hacer y cuáles eran las necesidades inmediatas, para el crecimiento del mismo.

¿Qué era aquello que faltaba? ¿Hacia dónde queríamos llevar al LIF? ¿Cuál era el horizonte?
Hablamos en ese momento de llevar al LIF a ser una empresa de categoría mundial.
Escribimos esto último. Lo pronunciamos varias veces y hasta a nosotros mismos nos costaba pensarlo y decirlo. Hasta nuestra visión, apenas redactada, parecía lejana: "Ser una empresa de categoría mundial, con inteligencia operativa y capacidad tecnológica que nos permitan ser altamente competitivos a nivel internacional". Así estábamos cuando comenzaron los primeros grandes desafíos:
1 Provisión inicial de medicamentos en forma directa al Programa Remediar y luego por licitación pública internacional.
2 Primer anticonceptivo oral con marca estatal para proveer en los hospitales provinciales y a las afiliadas del Iapos.
3 Provisión de un medicamento de los llamados huérfanos para un niño de Formosa, que llevaba casi 8 meses sin medicación porque nadie tomaba la posta para producirlo.
4 Abastecimos con nuestros medicamentos a la provincia de Río Negro por un convenio entre ministerios.
5 Potenciamos el intercambio de medicamentos con el Laboratorio de Especialidades Medicinales (LEM) de Rosario.
6 Acordamos un convenio de provisión de medicamentos con la provincia de Entre Ríos.
Muchos de estos desafíos fueron inéditos en la historia de la provincia de Santa Fe e incluso en toda la Argentina
Para hacer todo esto caminamos pasillos y golpeamos puertas en los ministerios, llevando nuestros proyectos y explicándolos; así logramos fondos y con ellos fuimos invirtiendo: en obras edilicias, en máquinas, en equipos y en capacitación para todos los integrantes de la comunidad del LIF.
Avanzamos como organización, realizando cambios que la hicieran más ágil, más dinámica; logramos habilitaciones nacionales; integramos redes con la Universidad Nacional del Litoral, la Universidad Nacional de Rosario y el LEM; crecimos como empresa y como grupo humano, convenciendo a los de adentro y hasta a los de afuera.
Se invirtieron casi cuatro millones de pesos en tres años. Nunca se había invertido tanto en igual cantidad de tiempo en el LIF.
Fuimos invitados a contar nuestro modelo de gestión en el Congreso de la Nación, en el espacio Carta Abierta, en la provincia de Entre Ríos, ante el Congreso Federal de Legisladores en Salud y en la ciudad de San Juan. Y finalmente nos invitaron desde Ecuador.
Allí participamos en el seminario taller Soberanía en Salud y Nueva Arquitectura Financiera Regional II y hablamos sobre el "Modelo de Producción Pública de Medicamentos del Laboratorio Industrial Farmacéutico SE de Santa Fe".
También mantuvimos reuniones con integrantes de las distintas Gerencias de la Empresa Nacional de Fármacos del Ecuador (Enfarma), creada por el presidente Rafael Correa mediante decreto ejecutivo 181 y cuyo plan de operaciones incluye la producción, investigación, desarrollo y comercialización de medicamentos. El objetivo de Enfarma es cubrir la demanda de medicamentos de Ecuador, con una producción a bajo costo a través del sistema nacional público, además de abastecer al Alba. En esas reuniones acordamos trabajar sobre el borrador de un convenio marco de integración y trabajo en conjunto.
Esos convenios habitualmente los hemos hecho para abastecer de medicamentos a otra provincias o municipios de Argentina, pero también para brindar apoyo, mediante el asesoramiento y transferencia de información científica y tecnológica.
Los integrantes de Enfarma desean hacer pasantías en el LIF para vivenciar su modelo de gestión.
Actualmente se avanza sobre el borrador final de dicho convenio, por el cual el LIF podría llegar a proveer alguno de sus productos a este país sudamericano, como también en el futuro ser un proveedor de otros países a través del Alba (Venezuela, Cuba, Bolivia, República Dominicana, Honduras, Nicaragua, Ecuador, San Vicente y las Granadinas, y Antigua y Barbuda).
Hoy podemos decir que aquella visión no tenía un horizonte tan lejano.
(*) Farmacéutico, Director del Laboratorio Industrial Farmacéutico Sociedad del Estado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.