martes, 8 de julio de 2014

QUIEREN PROHIBIR QUE LOS MÉDICOS INCORPOREN MARCAS COMERCIALES EN LAS RECETAS DE MEDICAMENTOS

 Fuente: miradaprofesional.com
En 2002, en medio de la crisis social y económica, se aprobó en el país la ley 25.649, conocida popularmente como ley de genéricos. La misma buscaba que los médicos incluyan la droga prescripta, y así permitir que los pacientes compren la opción más barata en la farmacia. Pero con el correr del tiempo su cumplimiento fue parcial, y en muchos casos la inclusión del la marca comercial condicionaba la compra. Hoy, medio de la puja por los precios entre el Estado y los laboratorios, un proyecto busca recuperar el espíritu de aquella norma. A través de una iniciativa, se quiere modificar parte de esta normativa, prohibiendo que se incluya cualquier marca comercial en las recetas. La reforma busca potenciar la actual normativa, en el marco de la pelea con las farmacéuticas y el incentivo a la producción estatal.


La iniciativa fue presentada en el Congreso por la diputada nacional del Frente para la Victoria Gloria Bidegain, quien propuso limitar las recetas médicas sólo al nombre genérico de los medicamentos. De esta forma, se buscará impedir que los médicos “recomienden marcas comerciales en las recetas, limitándose a especificar sólo el nombre genérico de los fármacos”.

Bidegain explicó que su proyecto busca revertir el incumplimiento de la Ley de Genéricos, vigente desde 2002, que propició la sustitución de medicamentos de marca comercial por medicamentos genéricos. Para esto, se modificara el segundo artículo de la ley 25. 25.649, expresando que “toda receta o prescripción médica deberá efectuarse en forma obligatoria expresando el nombre genérico del medicamento o denominación común internacional que se indique, seguida de forma farmacéutica, dosis/unidad y pauta terapéutica, con detalle del grado de concentración”.

Además, el proyecto obliga a los farmacéuticos a “asesorar y facilitar al adquirente la información que le requiera sobre todas las especialidades medicinales que contengan el mismo principio activo o combinación de ellos y sus distintos precios”. “La libertad de prescripción y de dispensa está garantizada por la elección del principio activo y no sobre especialidades de referencia o de marca”. Remarca el proyecto.

“La falta de cumplimiento estricto de la Ley 25.649 perjudica la capacidad de elección y sustitución de medicamentos por los consumidores, y agravia el derecho de acceder a ellos por amplias capas de la población”, aseguró Bidegain. Para la legisladora, “el desafío pendiente es poner en práctica la ejecución de la norma por todos los integrantes de la cadena de salud (médicos, pacientes, farmacéuticos) de modo tal que pueda ayudar a impulsar la competencia entre los laboratorios y represente una herramienta eficaz para el control de precios que oficie como un regulador natural de los mismos”.

La diputada del oficialismo explicó que si se aprueba su proyecto “quedará en manos del médico solamente la prescripción de la modalidad terapéutica y del medicamento por su nombre genérico o su denominación común internacional, y se eliminará la opción actual, causante de la desviación de los objetivos originales de la ley, de poder indicar el nombre o marca comercial del medicamento”.

Por...
último, Bidegain agregó que su intención “está enfocada en reinstalar el debate parlamentario y público de la ley, a fin de recuperar la vigencia de su objetivo originario, que es disminuir el costo de la canasta de medicamentos y favorecer el acceso de los argentinos, cualquiera sea su condición económica, a medicamentos seguros y eficaces”.

La ley 25.649 de Prescripción de Medicamentos por su Nombre Genérico, más conocida como "ley de genéricos", se sancionó en el año 2002 en el marco de un país envuelto en una profunda crisis económica y de una serie de políticas nacionales de medicamentos del gobierno de Néstor Kirchner. La autoría intelectual de ley fue liderada por el entonces ministro de Salud Ginés González García y representó en la región un verdadero cambio de paradigma en la relación de la cadena que interviene en la industria farmacéutica local. El espíritu de la ley tiene que ver fundamentalmente con amplificar el derecho de los pacientes a elegir libremente el medicamento y que los laboratorios produzcan en el país aquellos medicamentos sobre los que pretendan una patente.

La Argentina es el cuarto país a nivel mundial en consumo de medicamentos por habitante, con un promedio superior a los 190 dólares anuales. Pero la recuperación sostenida de la industria nacional se dio sustancialmente con la modificación de la Ley de Patentes, en diciembre de 2003.

Agencia de laboratorios públicos

Por otra parte, la comisión de Salud de la Cámara de Diputados recibirá hoy a directivos de laboratorios públicos de medicamentos para abordar diferentes temas, entre ellos el proyecto de la diputada Carolina Gaillard (Frente para la Victoria) que propone la creación de una Agencia Nacional de Laboratorios Públicos.

La reunión de la comisión que preside la también kirchnerista Andrea García se realizará a las 13.30 en la Sala 5 del Edificio Anexo, y contará también con la presencia del vicedecano y Secretario de Extensión de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, Patricio De Urraza.

Si bien en la convocatoria no se explicitaron los temas de la reunión, fuentes parlamentarias anticiparon que el directivo de los laboratorios públicos será consultado sobre la iniciativa que hace diez días presentó la entrerriana Gaillard.

El objetivo de ese proyecto de ley es fomentar la investigación y desarrollo y robustecer la producción pública de medicamentos para alcanzar la soberanía en materia de salud.
"Reconociendo a la salud como un derecho, la producción de medicamentos no puede ser concebida como una mercancía sino como un bien social", afirmó la diputada cuando presentó el texto.

Agregó que "mediante la articulación e intercambio entre los laboratorios, la creación de esta agencia permitirá mejorar los estándares de calidad y efectivizar la compra centralizada de activos de manera que el sistema público adquiera mayor competitividad en el mercado de medicamentos e intervenga en el mercado en la formación de precios de referencia y en la producción de medicamentos huérfanos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.