lunes, 6 de agosto de 2012

CREAN UN CORAZÓN VIRTUAL PARA PROBAR TERAPIAS CARDÍACAS


Fuente: clarin.com

Lo desarrollaron en España. Reproduce en una computadora las características del órgano del paciente y les permite a los médicos testear cómo funcionarán en él los tratamientos.
Es idéntico a un corazón real. Pero la sangre que bombea es virtual. Y, aseguran los científicos que lo desarrollaron, en un futuro cercano permitirá testear en una computadora las complejas terapias cardíacas antes de probarlas en los pacientes. La primera simulación exacta de un corazón se creó en España y se espera que ya esté disponible para ser utilizada el año próximo.




Desde hace más de dos años, expertos del Barcelona Supercomputing Center (BSC) y del Hospital de Sant Pau de la capital catalana vienen trabajando en la recreación de un corazón que reproduzca a la perfección los mismos procesos que uno natural, aunque alimentado con sangre virtual.

 ¿Cómo funciona este corazón virtual? Una vez que está terminada la simulación, los cardiólogos, con los datos obtenidos con electrocardiogramas y la tomografía computada de un paciente, podrán personalizar el corazón virtual y avanzar en el tiempo para ver, en pocos minutos, cómo evolucionará la patología en 10 años. "Sabremos con antelación, por ejemplo, cuál es el momento más indicado para cambiar una válvula que tiene una disfunción", destacó el jefe de la Unidad de Imagen Cardíaca del Sant Pau, Francesc Carreras. Para lograr las ecuaciones necesarias para reproducir como en la realidad todos los movimientos del corazón, la supercomputadora Mare Nostrum usa un millar de procesadores de forma simultánea.

 "El corazón es una bomba mecánica muy sofisticada que tenemos que conocer mejor, porque todavía hay muchos puntos oscuros", explicó Carreras. Uno de estos retos a resolver es el mecanismo electromecánico que activa el corazón para que se contraigan las fibras y se produzca el bombeo de sangre. Si bien la medicina ya es capaz de arreglar problemas electromecánicos con aparatos de sincronización, como los marcapasos, todavía no pudo describir por qué esas correcciones funcionan. Carreras espera que la recreación ayude a entender esos procesos y que contribuya también a confirmar la teoría, aceptada ya por toda la comunidad médica, de que las fibras dentro del corazón conforman una única pieza helicoidal que se contrae por torsión, como cuando se escurre una toalla, para hacer la función de bombeo. "Toda esta información es muy importante para dar mejores soluciones a los pacientes", concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.