miércoles, 4 de abril de 2012

UN ANTICUERPO MONOCLONAL PREVIENE LA ENTRADA DE LOS VIRUS DE LA FIEBRE HEMORRÁGICA ARGENTINA

Fuente: pmfarma.com

A pesar de que ya existe una vacuna, científicos de la UBA y de Estados Unidos piensan que podría servir, en el futuro, como tratamiento en pacientes
Un equipo internacional de científicos, del que participaron investigadores de la UBA, identificó un anticuerpo monoclonal que previene la entrada de los virus responsables de la fiebre hemorrágica argentina (FHA) y de otras fiebres hemorrágicas sudamericanas en células humanas.
El hallazgo podría, en el futuro, satisfacer la necesidad de un medicamento, a pesar de que existe una vacuna efectiva para prevenir la FHA, en 2010 se confirmaron 276 casos de la enfermedad en el país, con un porcentaje de fatalidad del 6,5 por ciento. Y no existen tratamientos fiables para este tipo de enfermedades infecciosas.


Los anticuerpos son agentes naturales del sistema inmune que se caracterizan por su exquisita especificidad. Actualmente, los anticuerpos monoclonales constituyen la clase de drogas más avanzadas en la industria farmacéutica y la que está registrando un mayor crecimiento, con un mercado global estimado en casi 45 mil millones de dólares.
Los investigadores, encabezados por el investigador del CONICET Gustavo Helguera, profesor adjunto de Farmacotecnia I en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA, modificaron genéticamente un anticuerpo monoclonal de tipo “quimérico” (esto es, que consta de una parte humana y otra de ratón). Ese anticuerpo se une a una proteína denominada “receptor de transferrina”, que coincide con el sitio de unión que utilizan los virus para infectar las células humanas.
En ensayos de laboratorio, la presencia del anticuerpo ha demostrado inhibir la infectividad en células humanas del virus Junín, agente causante de la FHA. También observaron que disminuye en más del 90 por ciento la entrada de los otros virus causantes de las fiebres hemorrágicas boliviana, venezolana y brasileña, incluyendo los virus Machupo, Guanarito y Sabiá, por lo que se trataría de un potencial tratamiento de amplia aplicación.
De todas formas, los investigadores proponen realizar estudios en animales para luego comenzar su evaluación clínica en pacientes.
Fuente: Agencia CyTA – Instituto Leloir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.