lunes, 12 de marzo de 2012

CIENTÍFICOS AVALAN PROHIBICIÓN DE ANMAT DE MAMADERAS CON BISFENOL

Fuente: miradaprofesional.com
SANTA FE: Un grupo viene trabajando hace 15 años en pruebas sobre este componente y sus efectos tóxicos. “El bebé puede llegar a ingerir una leche que tenga alto contenido de bisfenol A”, afirman.
Un equipo de la Universidad Nacional del Litoral apoyó la prohibición de la mamaderas con bis fenol A, que fue confirmada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). El grupo lleva 15 años abocado al tema y asesoró a organismos nacionales e internacionales a través de sus resultados para la regulación de los plásticos que contienen este compuesto.


Según explicó Enrique Luque, investigador de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB) de la UNL, “el bisfenol A es un componente que se usa para la fabricación de los plásticos del tipo de los policarbonatos”. El riesgo asociado a esta sustancia se debe a que tiene acción hormonal (es un perturbador hormonal) y su mayor riesgo ocurre durante el desarrollo embrionario y en los primeros años de vida. “El bebé puede llegar a ingerir una leche que tenga alto contenido de bisfenol A”, dijo el director del Laboratorio de Endocrinología y Tumores Hormonodependientes (LETH).

“Cuando este compuesto ingresa al organismo de un feto en desarrollo o al recién nacido produce una señal anormal en el desarrollo de los tejidos de tal manera que ese tejido se va a formar con una pequeña lesión”, narró Luque. Esta alteración en el sistema de señalización puede dejar una marca en el genoma; sin embargo, el crecimiento va a continuar, sin una modificación aparente. “Más adelante, en la pubertad o en la menopausia o en algún momento de la vida adulta de la persona, cuando ocurre un nuevo acomodamiento hormonal, esa información alterada que estaba guardada se manifiesta en una alteración funcional, como por ejemplo un tumor”, explicó el especialista.

El bisfenol A se encuentra en varios otros productos con los que los seres humanos y los animales estamos en contacto diariamente. Las pinturas epoxi que recubren el interior de latas de conserva, sellantes odontológicos, cánulas y envases plásticos y hasta las tintas que se usan en supermercados para imprimir los tickets contienen este químico.

“En estudios realizados en Estados Unidos hace dos años, más del 95 por ciento de las personas analizadas tenía niveles detectables de bisfenol A en orina. Esto quiere decir que casi toda la población ha estado en contacto con este compuesto que es ajeno al organismo”, detalló Luque.

El equipo liderado por Luque advierte desde 2005 sobre la necesidad de regular y advertir la exposición a bisfenol A. Finalmente, el ANMAT decidió alinearse a la legislación adoptada por Canadá, Brasil, estados Unidos y la Unión Europea.

“La prohibición de las mamaderas de policarbonato es algo bueno, pero faltaría que la mujer embarazada tome recaudos para evitar tomar contacto con este químico durante la gestación y la lactancia ya que el bisfenol A atraviesa la placenta y llega al feto”, agregó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.