miércoles, 16 de noviembre de 2011

UNA MADRE DE TODAS LAS BATALLAS: LOS FARMACÉUTICOS SE MOVILIZAN A LA LEGISLATURA PARA RECLAMAR LA ADHESIÓN A LA LEY 26.567

 Fuente: miradaprofesional.com
BUENOS AIRES: En la sesión del jueves 17, Capital Federal definirá su futuro sanitario. Se tratarán dos proyectos antagónicos. La idea es prohibir la venta fuera de farmacias y el fin del gondoleo. Los farmacéuticos se movilizan para apoyar el proyecto del diputado Rubén Campos. Cómo está el mapa en la legislatura para aprobar el proyecto.


La cita es a las 17, en el recinto de la legislatura. Allí, se jugará gran parte del futuro sanitario de la Ciudad de Buenos Aires. Es que este jueves en la sesión de la legislatura porteña se tratará el proyecto de adhesión a la ley 26.567, que prohíbe la venta de medicamentos fuera de farmacias y el fin del gondoleo. La norma, vigente en el resto del país, sigue en suspenso en suelo porteño, en especial gracias al lobby de las grandes cadeneras y los laboratorios de medicamentos de venta libre. Por esto, los farmacéuticos de todo el país tienen la mirada puesta en la sesión del jueves, y se movilizarán para reclamar que Capital Federal se incorpore a la normalidad que rige en el resto del territorio. Una batalla para nada sencilla, que pone blanco sobre negro los poderosos intereses que la ley intenta acotar.

La “madre de todas las batallas”, como ya la llaman algunos dirigentes, se juega desde las 17 en Perú 136,sede de la legislatura, allí, luego de un largo proceso de debate, por fin los diputados tratarán un proyecto de ley para que la Ciudad de Buenos Aires adhiera a la ley 26.567, la que establece que los medicamentos deben entregarse únicamente en las farmacias, prohibiéndose que se lo haga fuera de éstas.

Para contrarrestar el lobby de sectores como Farmacity o la Cámara Argentina de Medicamentos de Venta Libre (CAPEMVeL), los farmacéuticos se movilizarán a la legislatura para reclamar que se apruebe el proyecto, presentado por el diputado Rubén Campos. Además, buscarán evitar que un proyecto antagónico, presentado por el bloque oficialista del PRO, logre tratamiento. El mismo, firmado por lo legisladores Helio Rebot y Alejandro García, que busca autorizar el expendio de medicamentos de venta libre fuera de las farmacias. La semana pasada, en la reunión de comisión ampliada de Salud y Desarrollo Económico el proyecto de Campos logro despacho de mayoría, pero el macrista obtuvo uno de minoría.

Por su parte, el Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires también llamó a movilizarse a suelo porteño. Mediante un comunicado de prensa, la entidad convocó a “reunirnos ante las puertas de la legislatura, con el fin de requerir que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires adhiera a la ley 26.567 y deseche los iniciativas de quienes pretenden darle al medicamento un tratamiento como bien de consumo, e impulsen una norma contraria a las que rigen en nuestra provincia que de aprobarse, impactaría negativamente primero en nuestras farmacias del conurbano para luego expandir sus consecuencias por toda la provincia”.

Los farmacéuticos bonaerenses recordaron que la ley pondrá “en armonía Capital Federal con nuestras leyes provinciales que prohíben la venta del medicamento fuera de las farmacias”.

MAR DE FONDO

Según se anticipan en los pasillos de la legislatura, la votación está cuanto menos cerrada. Desde el bloque del PRO intentarán imponer su mayoría, y aprobar su proyecto. Pero la oposición tienen una mirada similar sobre esto, y hasta el momento se manejaron en las comisiones en conjunto. Como anticipo de esto, el titular de la comisión de Salud, Jorge Selser, adelantó su postura: “(el proyecto de Campos) es un avance importante a favor de la salud y contra la automedicación promovida por la publicidad constante que realizan los laboratorios”.
Esta mirada unifica a Proyecto Sur, la UCR y el socialismo. En tanto, desde el kirchnerismo están más cerca de la postura opositora, aunque todavía no mostraron postura públicamente.

Una fuente legislativa le confió a MIRADA PROFESIONAL que el oficialismo porteño podría intentar una jugada: evitar la aprobación de los dos proyectos, el propio y el promovido por las entidades farmacéuticas. “Si aprueban la ley de Rebot quedan muy expuestos, como socios de Farmacity y los laboratorios de CAPEMVeL. Por eso tal vez busquen planchar las dos iniciativas, y así seguir en esta zona gris”.

Otra alternativa el que pase lo que pase en la sesión del jueves el tema termine en la justicia. En este sentido, algunos legisladores alertaron que la ciudad de Buenos Aires no podrá imponer una ley contraria a la nacional, porque no tiene jurisprudencia. Así, de aprobarse el proyecto de Rebot la salida judicial sigue abierta.

Por último, si para el sector farmacéutico el proyecto es de vital importancia (según la Confederación Farmacéutica Argentina, la falta de normativa provocó el cierre en la ciudad de Buenos Aires de unas 1.600 farmacias, además de la proliferación de las grandes cadenas), la agenda política tiene otros temas prioritarios. Según confirmó vía Twitter el legislador Diego Kravetz, de acá a fin de año el cuerpo se centrará en tres proyectos: presupuesto 2012, el derrumbe de la calle Mitre y el aumento del ABL. Por eso, otra chance es que el proyecto pase al período siguiente, donde el recambio legislativo favorece más al PRO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.