viernes, 18 de noviembre de 2011

LA CIUDAD RATIFICÓ LA PROHIBICIÓN DE VENDER MEDICAMENTOS FUERA DE LAS FARMACIAS

La Legislatura porteña adhirió a la ley nacional que regula la comercialización de remedios. Ya no podrán comprarse en kioskos o supermercados.


Luego de años de presentaciones en la Justicia, y debates sobre la aplicación de una norma nacional dada la autonomía de la Ciudad, la Legislatura porteña ratificó su adhesión a la norma nacional que regula el ejercicio de la actividad farmacéutica y que prohíbe la comercialización de medicamentos fuera de ese ámbito.

 
Según la nueva disposición, impulsada por el diputado radical Rubén Campos, "la falta de aplicación de la Ley Nacional que regula el ejercicio de la actividad farmacéutica, y que prohíbe la venta de medicamentos fuera del circuito de las farmacias, provoca un vacío legal" que propicia la comercialización en supermercados y kioscos, por ejemplo.
Pese a la oposición del bloque macrista de PRO, los diputados del resto de las bancadas lograron 32 votos favorables para sancionar el proyecto frente a los 21 negativos, en tanto que el vicepresidente primero del cuerpo, Oscar Moscariello, se abstuvo.
El macrista Helio Rebot justificó la negativa de su bloque al decir que la Ciudad "también puede establecer un régimen para la actividad farmacéutica como para otras actividades". Por su parte, el diputado Jorge Selser (Proyecto Sur) recordó en el debate que las comisiones de Salud, que preside, y de Desarrollo Económico discutió el proyecto durante más de un año.
"Se buscaron acuerdos y consensos pero no se alcanzaron; toda la comunidad farmacéutica está pendiente de la sanción de esta ley porque es el único distrito que no adhirió a la Ley Nacional, donde se sigue tomando el medicamento no como un bien social sino como un bien de consumo", comentó Campos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.