lunes, 14 de noviembre de 2011

EL DEBATE POR LA LEY 26.567 EN CAPITAL

 Fuente: miradaprofesional.com
La ley 26.567 en Capital Federal: la batalla final se librará en el recinto de la legislatura. Medicamento como bien social o como golosina.
CABA: El proyecto que busca que la Ciudad adhiera a la ley de medicamentos solo en farmacias obtuvo dictamen de mayoría. Pero la iniciativa del PRO para permitir la venta en kioscos también obtuvo dictamen por minoría. Ahora, definirá el total del recinto. Los debates desnudaron los intereses de cada sector. CAPEMVeL en el foco de la polémica por su postura poco profesional.



Desde que comenzó la jornada, la tensión se adueño del salón elegido como marco de la legislatura porteña, donde las comisiones de Desarrollo Económico y Salud debatieron la adhesión de la ciudad de Buenos Aires a la ley 26.567, que prohíbe la venta de medicamentos fuera de farmacias. Es que los fuertes intereses para que la Capital Federal no se sume a la norma aprobada por unanimidad en noviembre de 2009 se hicieron presentes en el recinto, y marcaron las aguas de la discusión. Por un lado, el PRO y su proyecto antagónico a la iniciativa nacional, secundado por los laboratorios de venta libre y su fuerte lobby. Por el otro, el proyecto del diputado Rubén Campos, que busca llevar normalidad a la Ciudad, y cuenta con el respaldo de todo el sector farmacéutico profesional, científico y laboral. Al final, hubo un marcado respaldo a la segunda posición, pero será la legislatura a pleno la que decidirá si la Ciudad Autónoma Capital se suma al país o se mantiene como una especie de “paraíso del medicamento golosina” y sus inocultables beneficiarios.

El resultado de las más de tres horas de discusión es en primer lugar alentador. El proyecto de Campos obtuvo despacho de mayoría de ambas comisiones, gracias al apoyo de los bloques de la oposición. Pero el macrismo hizo lo suyo: fogoneado por la oscura Cámara Argentina de Medicamentos de Venta Libre (CAPEMVeL), logró el visto bueno a su polémico proyecto, que busca permitir la venta de remedios en kioscos y locales similares, con un despacho de minoría que también llevará la discusión al recinto.

Luego de un debate arduo, donde quedaron expuestos los intereses que defienden cada sector, el proyecto de Campos recibió el voto de la mayoría de los legisladores, en tanto que los del PRO emitieron un despacho de minoría, cuyos autores son Helio Rebot y Alejandro García, que busca autorizar el expendio de medicamentos de venta libre fuera de las farmacias. En detalle, de las 11 firmas provenientes de la Comisión de Salud (que preside el legislador Jorge Selser), 6 fueron a favor de la normativa y 5 en concordancia a la iniciativa del macrismo, mientras que de las 8 firmas en la Comisión de Desarrollo Económico, 4 estuvieron a favor de la iniciativa de Campos y misma cantidad en contra. La decisión de la presidenta del espacio, Delia Bisutti fue la definitoria.

“El proyecto del PRO trata de seguir manteniendo aquellos medicamentos de venta libre bajo el control de una política conceptual de la década del 90, del neoliberalismo”, expresó Campos. Casi de inmediato, Rebot defendió su iniciativa: “creemos que el medicamento es un bien social que debe estar accesible. En las villas no hay farmacias”.

Tenso debate

Más allá de los despachos, la histórica jornada dejó al descubierto lo varias veces denunciado en este espacio. Los intereses espurios que se esconden detrás de la falta de adhesión de la norma nacional, los peligros latentes que esto significa y los lazos que unen al gobierno porteño con los principales lobbistas contra la ley. Hay mucho puntos de contactos entre quienes gobiernan la Ciudad y los laboratorios multinacionales de producción de venta libre de medicamentos, cadeneras y otros capitales financieros que quieren volver al medicamentos a los liberales años 90; a los decretos desregulatorios de Cavallo.

Contra eso, el sector farmacéutico volvió a argumentar a favor de una mirada sanitaria y social de los medicamentos. El encargado de abrir la ronda de debate ayer en la legislatura fue el colega Luis Antún, director ejecutivo del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal. “Los medicamentos siguen siendo tratados como bienes de consumo y no como bienes sociales. La venta libre no es venta a cualquier lado”, afirmó.

Con contundencia, Antún denunció que en la Ciudad los medicamentos no son seguros porque están fuera de las farmacias u ofrecidos en góndolas. “Pedimos que los legisladores actúen en consecuencia”, dijo. En sintonía con lo expuesto, el secretario General Adjunto de la Asociación de Empleados de Farmacia, Víctor Carricarte, afirmó que los profesionales del área “nos capacitamos para desarrollar nuestro labor”. Además, hizo mención a lo ocurrido en el Congreso (y la unanimidad sobre el tema) y aseguró que en la Ciudad “no puede haber tanta disonancia”.

Desde la Asociación de Farmacias mutuales y sindicales, criticaron el accionar del Gobierno porteño por “no hacerse cargo del tema” y dispararon contra los legisladores argumentando que “sin legislación, no tienen facultades para decidir”. “La salud es una cuestión de Estado”, dijeron.

Del otro lado, la Médica Jimena Worsel, quien hace las veces de asesora “científica” de CAPEMVeL, defendió la venta libre fuera de las farmacias. “La peligrosidad en la venta de medicamentos fuera de farmacias no conlleva a la muerte, en todo caso hay reacciones adversas” SIC, precisó.

Luego de estas palabras, se produjo uno de los mementos más tensos de la jornada. El titular de la comisión de Salud, Jorge Selser, adelantó que va a presentar una nota en la Asociación Argentina de Médicos Municipales sobre los dichos de la profesional que “afectan los códigos de ética”, lo mismo estaría analizando hacer Campos, cansado de la falta de rigor científico de la cámara. Como era de esperarse, Rebot (PRO) salió en defensa de los dichos de la profesional, que increíblemente quiso mostrar los fármacos como productos “inocuos”. la reacción de Rebot no sorprendió al mundo farmacéutico. Fuentes muy bien informadas confirmaron a MIRADA PROFESIONAL que la propia argumentación del legislador macrista salió de CAPEMVeL, como la argumentación se su polémico proyecto.

La larga discusión terminó con los ya mencionados despachos, un paso para que la legislatura defina en última instancia. Al parecer, la postura del PRO será difícil de cambiar, y los números a favor y en contra están ajustados. De aprobarse el proyecto de Campos, en el sector farmacéutico ya surgió una nueva duda: la posibilidad de veto del jefe de gobierno Mauricio Macri. Un asesor legislativo le recordó a este medio que en 2008, los diputados votaron por unanimidad una ley para crear un programa de incentivo a la producción pública de medicamentos en la Ciudad, y Macri la vetó.
 “Esa es su mirada en materia de salud, bien ligada a los 90”, afirmó el mismo asesor, que dejó picando la chance del veto.

En las sombras, los intereses de Farmacity también estuvieron presentes. La aplicación en suelo porteño de la ley 26.567 atenta contra su venta en góndola y su mirada del modelo anglosajón del sector. Es que la aplicación de la norma, la cadena -que según reveló MIRADA PROFESIONAL recientemente tiene parte de su paquete accionario en manos del fondo buitre Merrill Lynch -deberá reformular su negocio. Pero la relación estrecha con el gobierno porteño, varias veces explicada, hace poco probable esto. Hasta que se libre la batalla en la legislatura.

La decisión de la administración Macri de no adherir a la ley nacional tiene consecuencias palpables, más allá de las palabras. Según la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), esta situación provocó el cierre en la ciudad de Buenos Aires de unas 1.600 farmacias, además de la proliferación de las grandes cadenas. Es que la entidad afirma: que en algunos barrios el 80 por ciento de los medicamentos se venden fuera de farmacias, lo que le abre la puerta a los remedios truchos, adulterados y robados. Una situación demasiado peligrosa que los legisladores pueden comenzar a corregir.


Un gran triunfo profesional

La movilización de un importantísimo número de farmacéuticos de la Capital Federal y de dirigentes de casi todas las provincias del país al recinto del debate estuvo en consonancia con esta vital sesión. La limitación de la expansión del negocio por la venta en góndolas al estilo FARMACITY y devolver el medicamento al lugar sanitario que nunca debió abandonar LA FARMACIA adhiriendo a la ley Nacional que se votó hace meses en el Congreso; fue liderada por el Presidente de la sección Farmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal Farm. Claudio Ucchino, que en declaraciones a los medios radiales enfatizó: “Esta fue la primera gran batalla para volver a la normalidad a esa ciudad. El medicamento ha sido reconocido como bien social y hace poco menos de un mes esta legislatura conjuntamente con los profesionales farmacéuticos organizamos una Jornada de Uso Racional de los Medicamentos. Los medicamentos deben volver a su ámbito natural y dispensados por un farmacéutico”.

La madre de todas las batallas está planteada. El futuro de la profesión farmacéutica se juega en breve en el seno de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Dependerá de los profesionales de la salud, de los que pensamos que los monopolios de cadenas farmacéuticas y sus laboratorios de producción “liberalizada” de OTC aliados, cuidándonos la salud, constituyen un verdadero peligro para nuestra sociedad.

Hay dos formas en que se puede entender la dispensación de medicamentos: desde un lugar meramente economicista o desde el cuidado estricto de la salud. Los lobbies son poderosos a favor de la desregulación. El mercado como regulador inmóvil o el estado (poder legislativo y ejecutivo) como factor principal del cuidado de lo que los argentinos nos llevamos a la boca a la hora de combatir determinada patología. Los representantes del pueblo tienen la palabra. Esperemos estar todos a la altura de las horas por venir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.