miércoles, 29 de junio de 2011

EEUU: "UNA MALA DECISIÓN"

 Fuente: www.impre.com
La Suprema Corte de Justicia infrigió la semana pasada una seria derrota a los consumidores al decidir a favor de la industria farmacéutica.
Aquí estaba en discusión si la industria está obligada a seguir las leyes estatales en cuanto a las advertencias sobre contraindicaciones de un medicamento. La ley federal dice que un medicamento debe llevar la advertencia establecida por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y que está no debe ser alterada.


Al mismo tiempo, algunos estados establecieron que las medicinas genéricas, las versiones más baratas de medicamentos de marca, debían tener advertencias que incluyeran las nuevas contraindicaciones conocidas después de la aprobación del FDA, descubiertas durante el período inicial. Esta básicamente es una protección al consumidor que algunos estados quieren implementar.
La industria se negó a hacerlo diciendo que la ley federal contradice la ley estatal, prefiriendo un estándar más bajo y no tener que recaudar ni difundir información que pueda ser negativa para su producto. La mayoría conservadora del Alto Tribunal le dio más prominencia a la ley federal.
Esta decisión es irónica y contradictoria ya que va contra el principio conservador que defiende el derecho de un estado a sus propias leyes. Este es un patrón seguido por esta Corte Suprema en numerosos casos.
Sin embargo, no fue así. La mayoría de la Corte Suprema mostró que no es tan purista en su ideología conservadora, como es de firme su posición contra del interés del consumidor.
En este caso, el Alto Tribunal respaldó una regulación federal para privar a los individuos de la posibilidad de conocer mejor los medicamentos. Se pervierte una regulación del FDA destinada a informar al consumidor en un elemento que impide y bloquea el acceso a información que puede ser dañina para la salud.
Es indignante que el tribunal presidido por el juez John Roberts halle siempre una manera de colocar al consumidor, y en este caso su salud, a la merced de los valores del sector corporativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.