martes, 28 de agosto de 2012

EL USO DE "PRADAXA" (BOEHRINGER) ES MÁS COSTE-EFECTIVO QUE "XARELTO" (BAYER) PARA PREVENIR ICTUS

Fuente: pmfarma.com  28-8-2012
La revista 'Thrombosis and Haemostasis' ha presentado los resultados de un análisis indirecto que ha demostrado que el uso de dabigatrán etexilato, fármaco de Boehringer cuyo nombre comercial es 'Pradaxa', es más coste-efectivo para prevenir ictus que rivaroxaban, que Bayer comercializa como 'Xarelto', en pacientes con fibrilación auricular no valvular.

El análisis se basa en dos estudios (el RE-LY y el Rocket AF) a gran escala que incluyen a más de 32.000 pacientes en total, y muestra que los pacientes tratados con 'Pradaxa' pueden tener menor probabilidad de sufrir un ictus isquémico o hemorragias intracraneales, mientras que los costes del episodio agudo y del seguimiento de estos pacientes a largo plazo son menores que en aquellos pacientes tratados con el fármaco de Bayer, lo que, según los propios autores, compensa la diferencia en el coste de los fármacos.
Además, observando los acontecimientos por cada 100 pacientes y año, el modelo utilizado predice que los pacientes pueden experimentar con 'Pradaxa' un número considerablemente menor de hemorragias intracraneales (0,33 frente a 0,71 con 'Xarelto'), un número considerablemente menor de ictus isquémicos (3,40 frente a 3,96) y más años de vida ajustados por calidad ganados (6,17 frente a 6,01).
De este modo, en la evaluación económica los autores concluyen que desde la perspectiva del sistema sanitario canadiense, 'Pradaxa' resultó dominante sobre 'Xarelto' por ser más efectivo y menos costoso.
Estos resultados, según informa Boehringer, se explican fundamentalmente porque su fármaco "aporta una mayor prevención del ictus y menos hemorragias intracraneales, lo que sugiere que los resultados de la evaluación económica serían trasladables a otras realidades diferentes a la canadiense".
El análisis sugiere que, en el caso de 'Pradaxa', los costes en el tratamiento agudo y en el seguimiento a largo plazo por cada paciente son menores, lo que compensa de manera clara la diferencia en el coste de los fármacos.


"A medida que existen más tratamientos anticoagulantes, crece el interés en conocer las diferencias clínicas y fármacoeconómicas entre las nuevas terapias, y esta investigación nos dice que los beneficios de dabigatrán etexilato se van acumulando con el tiempo y que el nuevo anticoagulante oral continua protegiendo de forma efectiva frente al ictus", ha explicado Anuraag Kansal, investigador científico en el campo de la Economía de la Salud de United BioSource Corporation (EE.UU).
EuropaPress

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.