lunes, 26 de marzo de 2012

MERCK ADMITE QUE RESULTADOS DE VORAPAXAR NO SON ALENTADORES

Fuente: miradaprofesional.com
BUENOS AIRES: La farmacéutica admitió que busca alternativas con este fármaco cardíaco, ya que los primeros resultados no fueron los esperados. El 9 por ciento de los que recibieron el medicamento sufrieron un ataque cardíaco o una apoplejía. 
Los directivos de la empresa farmacéutica Merck dijeron que necesitarán más tiempo para decidir qué hacer con una droga experimental que licua la sangre y que ha producido resultados decepcionantes en un segundo estudio de importancia. El estudio tuvo como fin prevenir la repetición de ataques cardíacos y derrames cerebrales en los pacientes que han sufrido uno o corren peligro de sufrirlo debido al endurecimiento de las arterias en las piernas.


El fármaco vorapaxar redujo el riesgo de esas dolencias pero aumentó la posibilidad de una gran hemorragia, especialmente en el cerebro, lo que anula prácticamente sus efectos beneficiosos.

Los resultados del estudio fueron analizados el sábado en la conferencia del Colegio Estadounidense de Cardiología en Chicago y publicados por el New England Journal of Medicine.

Merck había confiado en que el vorapaxar fuera una exitosa alternativa al Coumadin, vendido con el nombre genérico de warfarin y que es una de las drogas más utilizadas en el mundo para tratar dolencias cardíacas. Es difícil calibrar las dosis del warfarin — con insuficiencia puede formarse un coágulo que cause un ataque cardíaco; en demasía puede ocasionar hemorragias en el estómago y otras zonas del cuerpo.

En el estudio patrocinado por la empresa participaron más de 26.000 pacientes en 32 países. Todos ellos recibieron los fármacos cardíacos habituales y aspirina, y la mitad recibió además una dosis diaria de vorapaxar.

Los inspectores de seguridad detuvieron parte del estudio el año pasado tras comprobar una mayor incidencia de hemorragias en el cerebro entre los pacientes con historial de apoplejías que tomaban la droga experimental.
El estudio continuó con el resto de los participantes.

Después de tres años, un 9 por ciento de los que recibieron vorapaxar sufrieron un ataque cardíaco o una apoplejía o murieron de complicaciones cardíacas frente a más del 10 por ciento que no tomaron la droga. Hemorragias moderadas o severas ocurrieron en un 4 por ciento de los que tomaron vorapaxar frente a más del 2 por ciento que no la tomaron, dijo el director del estudio, David Morrow, del Brigham and Women's Hospital en Boston.

Entre los pacientes con historial de ataques cardíacos — dos tercios de los participantes en el estudio — la droga produjo beneficios netos, con la posibilidad de Merck pueda solicitar la aprobación federal para venderla a esos pacientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.