viernes, 7 de junio de 2013

DIA MUNDIAL CONTRA LA FALSIFICACIÓN: ALERTAN QUE LA FALSIFICACIÓN DE MEDICAMENTOS ES LA "INDUSTRIA DE LA MUERTE"

Fuente: miradaprofesional.com
El 28 de mayo pasado, se conmemoró el Día Mundial contra la Falsificación, una iniciativa para alertar sobre los daños que las adulteraciones afectan ámbitos tan diferentes pero siempre con las mismas consecuencias: pérdidas económicas, peligros sanitarios y aumento de la ilegalidad. En el sector farmacéutico, la falsificación muestra la peor cara de este flagelo. Miles de muertos a causa del uso de fármacos adulterados son parte de una realidad a la que ningún país escapa. Las cifras son escalofriantes, ya que los cálculos más conservadores afirman que el mercado de medicamentos falsos alcanza por lo menos el 10 por ciento del total de fármacos consumidos.


Los esfuerzos por frenar este mal se multiplican, peor los resultados son inciertos. Internet, el gran aliado de una industria de la muerte que crece. Las cifras de la falsificación de medicamentos a nivel mundial son variadas, y no siempre coinciden.

Los especialistas afirman que es Asia el continente que mayor actividad reconoce. Incluso, triplica la cantidad de fármacos falsos que circulan por sus fronteras a América Latina, el segundo continente que sufre este flagelo. En este contexto, China es la gran usina que inundan primero Europa y luego el planeta.

Ante esta realidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) comenzó un plan de colaboración con Interpol para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares. En 2009, una operación de cinco meses de duración coordinada por esta policía internacional en China y siete de sus países vecinos en Asia sudoriental, se incautaron 20 millones de píldoras, frascos y sobres de medicamentos falsificados e ilícitos, se detuvo a 33 personas y se cerraron 100 puntos de venta al por menor.

Pero el avance del flagelo ya se instaló en Europa. En ese continente, el secuestro de medicamentos falsificados y adulterados en las aduanas alcanza el 24 por ciento, aún por encima de los cigarrillos. En 2010, generó 75.000 millones de dólares de beneficios en todo el planeta, más incluso que el mercado de la droga. Una situación grave en el plano de la salud pública, que está siendo combatida con gran esfuerzo por medidas más o menos idóneas y más o menos eficaces.

Por esto, desde 2006 se creó el denominado Grupo Especial Internacional contra la Falsificación de Productos Médicos (IMPACT), integrado por organizaciones internacionales, organismos encargados de hacer cumplir la ley, la industria farmacéutica y organizaciones no gubernamentales. “Resulta difícil determinar la magnitud del problema cuando hay tantas fuentes de información y diferentes definiciones del término falsificación”, dice Sabine Kopp, secretaria ejecutiva interina del Grupo IMPACT y gestora del programa de la OMS de lucha contra la falsificación de productos médicos. La especialista dice que la Organización está realizando un estudio comparativo de la legislación y la terminología utilizadas en la lucha contra la falsificación en diferentes países.

"En realidad, los estudios sólo ofrecen una imagen instantánea de la situación, porque los falsificadores utilizan métodos muy flexibles para imitar los productos y evitar su detección", sostuvo Kopp.

La variedad de productos falsificados también ha aumentado debido a la difusión del comercio por Internet, que abarca una gama desconcertante de fármacos, tanto de marca como genéricos. Según la OMS, en más del 50% de los casos se ha comprobado que los medicamentos adquiridos a través de sitios web sin domicilio social declarado, son productos falsificados.

Como se señala en un informe de la Alianza Europea para el Acceso a Medicamentos Seguros, "en fechas relativamente recientes se comprobó con estupor que los consumidores también pueden adquirir en línea falsificaciones de medicamentos de venta con receta que pueden salvar vidas indicados en el tratamiento del cáncer y de enfermedades cardiovasculares graves".

Al.

igual que el volumen de negocio, tampoco el número de muertes atribuibles a los medicamentos falsificados se conoce con exactitud, pero los costos que entraña para la salud pública son enormes. Aparte de su efecto directo en las persona, estos productos pueden causar resistencia a medicamentos indicados para atacar causas importantes de mortalidad: un ejemplo destacado es el paludismo, enfermedad que se cobra alrededor de un millón de vidas cada año.

Una investigación sobre antipalúdicos falsificados, realizada en el marco de una iniciativa sin precedentes de colaboración internacional, permitió comprobar que la mitad de las 391 muestras recogidas no contenían el principio activo (artesunato) o éste sólo estaba presente en cantidades demasiado pequeñas para resultar eficaces. Los hologramas de los fabricantes no garantizaban la protección, ya que, como observaron los investigadores, los falsificadores habían desarrollado sus propios hologramas falsos. Los resultados de la investigación, publicados en la revista PLoS Medicine en 2008 indicaron que la "epidemia" de medicamentos falsificados en Asia sudoriental había provocado "muertes por paludismo no tratado, reducción de la confianza en este fármaco fundamental, grandes pérdidas económicas para los fabricantes legítimos e inquietud por el posible desarrollo de la resistencia a la artemisinina".

La web, el peor aliado.

Internet en el banco de los acusados.

No es ningún secreto, Internet está en la primera línea de las razones que hacen que la falsificación de medicamentos se haya expandido tanto. En un artículo de Le Point, Christian Peugeot, presidente de la Unifab, asociación que reúne a las sociedades francesas inscritas en la lucha contra la falsificación, incrimina a estas “webs hongo”, rápidamente creadas, rápidamente eliminadas, que logran “confundir a los consumidores”.

Una vez más, la colaboración internacional da sus frutos. En el septiembre y el octubre pasados, una redada a gran escala en Internet, coordinada por Interpol, la Organización Mundial de Aduanas (OMA) e incluso el Forum Permanente sobre la Criminalidad Farmacéutica Internacional (PFIPC, por sus siglas en inglés), se saldó con una incautación récord. En Francia, más de 427.000 medicamentos han sido interceptados y 236 webs ilegales han tenido que cerrar. Buenos resultados. Sin embargo, entre dos operaciones relámpago, los medicamentos falsificados vuelven a pulular por la red.

En nuestro país, desde hace años que la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) viene realizando denuncias en la justicia sobre la ampliación de esta forma de venta ilegal, que forma un combo peligroso: venta fuera de farmacias, por Internet y adulteración.

“Estamos muy preocupados, la venta de medicamentos falsificados y adulterados por Internet está manejada por grupos mafiosos que antes se dedicaban a las drogas pesadas y hacen con esto un negocio multimillonario”, le dijo al diario Clarín Ricardo Aizcorbe, titular de la COFA.

La entidad farmacéutica viene realizando una importante lucha para denunciar esta práctica. Desde la aparición pública de la denominada “mafia de los medicamentos”, se multiplicaron las presentaciones para que se controle la venta ilegal, que tiene en Internet una puerta muy importante. En este sentido, los farmacéuticos advirtieron que el abuso de medicamentos “es la segunda causa de intoxicación atendida en hospitales, después de la ingesta de alcohol y por encima de la cocaína y del paco”.

La COFA aseguró además que el mal uso de los antibióticos "está provocando un aumento de la resistencia tal que para algunas infecciones ya casi no existen alternativas terapéuticas", y manifestó que en el país "se estima que hay más de 100 mil internaciones al año por mal uso de los medicamentos y que el 11 por ciento de todos los casos de insuficiencia renal terminal es atribuida al consumo de analgésicos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.