martes, 20 de marzo de 2012

NUEVOS ESTUDIOS GENÉTICOS SIENTAN LAS BASES PARA PREVENIR LA ENFERMEDAD CARDÍACA CON AINES

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -  
   Dos grandes meta-análisis internacionales, publicados en The Lancet', han aportado nuevas pruebas convincentes de que el receptor de la interleucina-6 (IL6R), una proteína implicada en la señalización inflamatoria, tiene un papel causal en el desarrollo de la enfermedad coronaria (EC). Los hallazgos sugieren que los fármacos que se dirigen a este mecanismo inflamatorio específico (es decir, la señalización mediada por IL6R) también podrían ser eficaces en la lucha contra las enfermedades del corazón. Uno de estos fármacos, el tocilizumab, ya se utiliza comúnmente para tratar la artritis reumatoide.
   La cardiopatía coronaria, la principal causa de muerte en el mundo, e s causada por la aterosclerosis, una acumulación de material graso en las paredes de las arterias. Ha habido un interés considerable en el papel de la inflamación en la aterosclerosis pero, hasta ahora, no se había encontrado una relación causal directa con un biomarcador de inflamación específico.


   Estudios previos habían informado sobre asociaciones entre diferentes medidas de inflamación, y el riesgo de ataques cardíacos, pero los estudios genéticos humanos han sugerido que éstas, simplemente, reflejan las correlaciones, en lugar de las relaciones de causa y efecto.
Ahora, el primer artículo del nuevo meta-análisis, llamado IL6R Genetics Consortium and Emerging Risk Factors Collaboration, ha informado de que una variación genética responsable de amortiguar la inflamación, reduce el riesgo de sufrir enfermedades del corazón. En particular, los investigadores analizaron la información genética y los biomarcadores de más de 200.000 personas, de 82 estudios, para evaluar si una variante genética funcional (Asp358Ala) en el gen IL6R, conocida por controlar la señalización de IL6R, podría afectar a la susceptibilidad de padecer una enfermedad coronaria. Como resultado, el alelo 358Ala se asoció con un claro efecto anti-inflamatorio, que se muestra por las reducciones en los niveles de proteína C-reactiva y fibrinógeno en la sangre, así como una reducción de un 3,4% del riesgo de EC, por cada copia heredada de 358Ala.
   Según los autores, "estos resultados apoyan la hipótesis de la inflamación en las enfermedades del corazón, y fomentan la exploración de la modulación de las vías de IL6R, como un medio para prevenir las enfermedades cardíacas".
   En un segundo artículo, el IL6R Mendelian Randomisation Analysis Consortium, analizó datos de 40 estudios, con 133.500 participantes, para examinar si el uso de un medicamento para bloquear el receptor de IL6 podía reducir el riesgo de enfermedad coronaria, en la población general.
Usando la asignación al azar mendeliana, los investigadores identificaron que la variación genética en un polimorfismo de nucleótido único (SNP, por sus siglas en inglés), en IL6R (rs7529229) -que representa la variante Asp358Ala- tiene efectos en varios marcadores de inflamación y vías conexas, compatibles con los efectos en los ensayos del bloqueo de la IL6R, en pacientes con artritis reumatoide tratados con tocilizumab.
   Los autores concluyen que "el bloqueo de IL6R podría proporcionar un nuevo enfoque terapéutico para la prevención de la enfermedad coronaria".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.