viernes, 23 de diciembre de 2011

MULTA A BAYER POR LANZAR DOS NUEVOS FÁRMACOS EN TWITTER

Fuente: miradaprofesional.com
LONDRES: La Asociación de la Industria Farmacéutica Británica (ABPI) criticó la actitud de la farmacéutica, que presentó un medicamento contra la disfunción eréctil y un analgésico mediante la red social, pese a que necesitan receta. Para la ABPI lo hecho por Bayer “es un descrédito” para la industria farmacéutica. 
Las redes sociales son desde hace rato un foco de atracción para la promoción de productos varios, incluso medicamentos. No son pocas las farmacéuticas que tienen equipos y promociones exclusivas para Faceboock, o que lanzan anuncios vía alguna de las muchas que funcionan en el mundo. Pero a veces la línea que separa la publicidad innovadora con la irresponsable es muy delgada. Esta semana, la propia industria de Gran Bretaña se quejó de la actitud del laboratorio Bayer, que promocionó dos medicamentos con receta en Twitter. Para sus pares, la maniobra del gigante alemán “es un descrédito” para todo el sector.


Según informan varios medios europeos, Bayer recibió “una reprensión dura” del regulador de la propia industria farmacéutica británica. El motivo, la promoción dedos fármacos que requieren prescripción médica vía Twitter. “Este es un caso pionero que deja claro los peligros de los nuevos métodos de marketing”, se quejó la Prescription Medicines Code of Practice Authority, la entidad autónoma de la Asociación de la Industria Farmacéutica Británica (ABPI).

Para la entidad, la compañía alemana “es un descrédito para la industria por haber usado el Twitter para lanzar un medicamento para la disfunción eréctil y un analgésico derivado del cannabis”.

El dictamen del regulador indica el nuevo escrutinio que los reguladores internacionales de las empresas innovadoras realizan sobre las novedosas técnicas de marketing y de otras más tradicionales. El dictamen británico, aunque no ha ido acompañado de una multa u otro castigo formal, se publicará en dos revistas médicas, lo que tendrá un impacto negativo en la reputación de Bayer.

Dentro de Europa, las compañías no pueden legalmente anunciar al público las medicinas que requieren prescripción, pero además los códigos de ética de la industria británica exigen que la información que se ofrece de un producto al público sea correcta y balanceada.

Las pautas de especialidad que la industria farmacéutica británica publicó en abril de 2011 sobre comunicaciones digitales indicaban que las empresas que quisieran usar el Twitter para promover un medicamento de prescripción tendrían que asegurarse que solo fueran enviadas a profesionales sanitarios, y que cualquier información debería cumplir con los códigos existentes de comportamiento.

Dadas estas restricciones, y el límite de letras que se puede escribir en Twitter, las pautas decían que era prácticamente imposible utilizar Twitter para promover medicamentos de prescripción y cumplir con los requerimientos del código de comportamiento de la industria.

En marzo de 2011, Bayer anunciaba el lanzamiento de una nueva formulación de Levitra con estas palabras: “first & only melt-in-the-mouth erectile dysfunction treatment” (primero & único medicamento para disfunción eréctil que se disuelve en la boca).
En junio de 2010, mandó un tweet para anunciar Sativx, un analgésico derivado del cannabis desarrollado por GW Pharmaceuticals, su socio comercial, que decía: “Sativex en el mercado del RU para tratamiento de espasmo causado por esclerosis múltiple.”

El regulador dictaminó que los mensajes, ninguno de los cuales había sido certificado o aprobado por empleados calificados de la empresa para asegurar que cumplían los requerimientos regulatorios, promovía los medicamentos al público, animándoles a pedir prescripciones.

Bayer dijo que tenía 500 seguidores de Twitter en el Reino Unido e Irlanda y aunque la mayoría eran especialistas sanitarios, no podía identificar quienes eran todos los seguidores. Enfatizó que los Twitters enlazaban los comunicados de prensa sobre las dos medicinas, y que estos habían sido aprobados por personal certificado.

La decisión del regulador decía que Bayer “ofreció una sincera disculpa” por sus actos. Un vocero explicó que “Como miembro de la ABPI, Bayer reconoce el código de práctica de la industria, y, como empresa, está totalmente comprometida a cumplir todas leyes y las buenas prácticas empresariales.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.