martes, 20 de diciembre de 2011

FINALMENTE, MACRI VETÓ LA LEY DE MEDICAMENTOS

Fuente: pmfarma.com

El temor de los farmacéuticos a un posible veto por parte del Ejecutivo porteño a la ley N° 4.015, sancionada por la Legislatura porteña en la pasada sesión del jueves 17 de noviembre, por la cual se adhirió a la ley nacional de Medicamentos N° 26.567 (prohíbe la venta de medicamentos en góndolas, kioscos y bares y obliga a su expendio sólo en farmacias y detrás del mostrador) se confirmó este viernes.
En diálogo con Noticias Urbanas, asesores del PRO del área de Salud señalaron que la medida utiliza como argumentos una resolución de la ANMAT que critica a la normativa nacional al considerar que los medicamentos de venta libre no generan, por su margen de seguridad, peligros para el consumidor.
A respecto, Ricardo Aizcorbe (foto), presidente de la Confederación Argentina de Farmacias (COFA), expresó: “Macri es un vetador serial contra la salud de los vecinos y a favor de la caja de Farmacity”. Según Aizcorbe la Ley ahora vetada, es de corte progresista, pro salud pública, y ordenaba que la venta de medicamentos se realice sólo en farmacias, así se aseguraba la dispensa personal de medicamentos por mostrador con asistencia del farmacéutico.
Los farmacéuticos advierten que con su veto Macri permite que los medicamentos se vendan en cualquier boca de expendio, cual golosinas, revistas o medias, y que los vecinos no cuenten con asistencia profesional a la hora de adquirir sus medicamentos y se expongan a la venta de remedios “truchos” o adulterados.


Macri privilegió las relaciones del PRO con la cadena de farmacias Farmacity por sobre cualquier otro interés. Desde la asunción de la Jefatura de Gobierno en 2007, la caja de Farmacity creció con el PRO al tiempo que el PRO creció con la caja de Farmacity. En efecto, Horacio Rodríguez Larreta, mantiene un vínculo personal y profesional íntimo con el director y actual CEO de Farmacity, Mario Quintana”, denunció Aizcorbe.
Otro argumento del veto implementado por Mauricio Macri (pese a la recomendación de su ministro de Salud, Jorge Lemus) hace referencia al dictamen de minoría que obtuvo una iniciativa defendida por el bloque PRO. Es más, con la autoría de Helio Rebot y Alejandro García, el macrismo proponía la creación de un régimen de comercialización de medicamentos el cual en su artículo 4º planteaba que “la venta y despacho de especialidades medicinales denominadas de venta libre también estará permitida en kioscos y maxiquioscos (conforme capítulo 14 sección 4.2.14 del Código de Habilitaciones y demás legislación vigente) así como en otros establecimientos además de farmacias habilitadas, siempre y cuando cumplan con los requisitos para comercializar productos alimentarios para consumo humano”.
Por otro lado, se hace referencia a la necesidad de que la Ciudad cuente con un régimen jurídico propio en materia de comercialización de medicamentos y que la mencionada ley limita el acceso de la población a los medicamentos, entre otros puntos.
Rubén Campos, legislador porteño de la UCR, es uno de los autores de la ley que el PRO vetó. Al conocer la disposición, sostuvo que “es un despropósito del Gobierno vetar una ley en esta jurisdicción después de que se haya implementado en 23 distritos”. Además, consideró que el veto beneficia a quienes ejercen la venta en condiciones inapropiadas y a las grandes cadenas de farmacias que ofrecen el producto en góndolas en forma irresponsable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.