lunes, 8 de agosto de 2011

BIOTECNOLOGICOS

 Fuente: www.cedi.org.ar
UNA PERSPECTIVA ECONOMICA SOBRE LAS TECNOLOGIAS FARMACEUTICAS DE MOLECULAS PEQUEÑAS Y GRANDES
RICHARD P. ROZEK, Ph.D.[1]
ABSTRACT:
Una perspectiva económica sobre las tecnologías farmacéuticas de moléculas pequeñas (productos de síntesis) y moléculas grandes (biológicos o biotecnológicos).[2] El propósito de esta investigación es revisar la estructura de la industria farmacéutica, evaluar los resultados de los análisis económicos, comparar las tecnologías de moléculas pequeñas y las tecnologías de moléculas grandes, y poner de relieve las nuevas cuestiones que los responsables políticos, inversores, y las empresas deben abordar.
La exclusividad de datos es un período de tiempo en que el imitador o copiador no puede basar su producto biosimilar en los datos de la experimentación realizada por el innovador, así como tampoco en los datos resultantes de los ensayos clínicos que se obtuvieron con el producto innovador.  La ley de reforma de salud en los Estados Unidos (EE.UU.) (2010) reguló el tema de exclusividad de los datos. Estableció que el innovador recibe 12 años de exclusividad de comercialización de los productos de molécula grande y la FDA debe establecer las normas que regulan los datos necesarios para la aprobación reglamentaria de un producto biosimilar después del vencimiento del período de exclusividad para el innovador.
En Europa rige desde 2005 la estructura conocida como “8+2+1”. Tiene tres componentes. A partir de la fecha de autorización de la Comisión Europea para el producto original, no se admiten solicitudes de biogenéricos durante ocho años. Durante los dos años siguientes se permite presentar solicitud de aprobación de un biogenérico, pero ésta no se otorga hasta el cumplimiento de la protección de diez años. Se extiende el período de protección de datos  por un año más si se desarrolla una nueva indicación que tenga un efecto importante en el uso clínico del medicamento original. En total hay 11 años de protección de datos.


[1] Richard P. Rozek es un vicepresidente de National Economic Research Associates, Inc (NERA), www.nera.com. Otros miembros NERAcontribuyeron con información valiosa para este trabajo. Algunos de los análisis incorporados a este artículo se basan en investigaciones de proyectos que en su oportunidad fueron financiados por compañías del sector farmacéutico. Las opiniones formuladas en este artículo son del autor y no representan necesariamente las de otra persona en  NERA o en la industria farmacéutica.  Traducción: Estudio Larreátegui, Meythaler y Zambrano. Edición: Félix Rozanski, La traducción fue posible por la gentileza del autor  y de Oxford University Press.
[2] La Administracion de Drogas y Alimentos (FDA) es la agencia gubernamental estadounidense que regula los alimentos y medicamentos describe como productos biológicos o productos de moléculas grandes como: un virus, suero terapéutico, toxina, antitoxina, vacuna, sangre, componente de sangre o derivado, producto alergénico, análogos, compuesto arsénico o trivalente orgánico del mismo aplicable a la prevención, tratamiento o cura de una enfermedad o condición de seres humano. Ver:    http://www.fda.gov/RegulatoryInformation/Legislation/ucm149278.htm.
No hay actualmente una definición simple para todos los medicamentos con moléculas grandes.  Ver también:  Thomas Morrow, “Defining the Difference: What makes Biologics Unique,” Biotechnology    Healthcare, Septiembre 2004, pp. 25-29,  http://www.biotechnologyhealthcare.com/journal/fulltext/1/4/BH0104024.pdf?CFID=62823907&CFTOKEN=48222339.  Se utiliza indistintamente  “moléculas grandes” o productos biológicos.



UNA PERSPECTIVA ECONOMICA SOBRE LAS TECNOLOGIAS FARMACEUTICAS DE MOLECULAS PEQUEÑAS Y GRANDES

RICHARD P. ROZEK, Ph.D.[1]

ABSTRACT:
Una perspectiva económica sobre las tecnologías farmacéuticas de moléculas pequeñas (productos de síntesis) y moléculas grandes (biológicos o biotecnológicos).[2] El propósito de esta investigación es revisar la estructura de la industria farmacéutica, evaluar los resultados de los análisis económicos, comparar las tecnologías de moléculas pequeñas y las tecnologías de moléculas grandes, y poner de relieve las nuevas cuestiones que los responsables políticos, inversores, y las empresas deben abordar.
La exclusividad de datos es un período de tiempo en que el imitador o copiador no puede basar su producto biosimilar en los datos de la experimentación realizada por el innovador, así como tampoco en los datos resultantes de los ensayos clínicos que se obtuvieron con el producto innovador.  La ley de reforma de salud en los Estados Unidos (EE.UU.) (2010) reguló el tema de exclusividad de los datos. Estableció que el innovador recibe 12 años de exclusividad de comercialización de los productos de molécula grande y la FDA debe establecer las normas que regulan los datos necesarios para la aprobación reglamentaria de un producto biosimilar después del vencimiento del período de exclusividad para el innovador.
En Europa rige desde 2005 la estructura conocida como “8+2+1”. Tiene tres componentes. A partir de la fecha de autorización de la Comisión Europea para el producto original, no se admiten solicitudes de biogenéricos durante ocho años. Durante los dos años siguientes se permite presentar solicitud de aprobación de un biogenérico, pero ésta no se otorga hasta el cumplimiento de la protección de diez años. Se extiende el período de protección de datos  por un año más si se desarrolla una nueva indicación que tenga un efecto importante en el uso clínico del medicamento original. En total hay 11 años de protección de datos.
I. Introducción
Las compañías farmacéuticas basadas en la investigación han hecho inversiones sustanciales en las grandes moléculas o tecnologías biológicas  a través de actividades como la investigación interna y el desarrollo (I + D), las adquisiciones, y la concesión de licencias. Estas inversiones han generado éxitos científicos y comerciales. Si se observan las ventas mundiales de medicamentos, en 2009, cinco de los diez  productos farmacéuticos más vendidos corresponden a moléculas grandes.[3] Con la creciente importancia de tecnologías de moléculas grandes para las empresas farmacéuticas, es útil comparar el desarrollo, fabricación, y venta de tecnologías de pequeñas moléculas y tecnologías de grandes moléculas desde una perspectiva económica. Con base en los análisis económicos hasta la fecha, no parece haber diferencias sustanciales entre las tecnologías de moléculas pequeñas y grandes en términos de longitud de desarrollo, los costos de I + D, los tiempos de revisión de reglamentación, y el comportamiento de concesión de licencias.

Algunos acontecimientos históricos que ocurrieron han cambiado sustancialmente las características económicas de la industria farmacéutica. Por ejemplo, en 1962  la enmienda Kefauver Harris a la Ley de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos (FDCA) -que regula la actividad de la FDA para determinar que los productos farmacéuticos sean seguros y efectivos, y en 1984 la Ley: “Drug Price Competition and Patent Term Restoration Act”, conocida como Hatch-Waxman Act, que facilitó la entrada de versiones genéricas de productos innovadores, a cambio de la recuperación  del término de vigencia de las patentes de invención por atrasos regulatorios, son hitos que deben ser remarcados. Estas leyes están dirigidas principalmente a las tecnologías farmacéuticas de pequeñas moléculas farmacéuticas (químicos de síntesis). También es importante destacar la decisión de la Corte Suprema de los EE.UU. en “Diamond v. Chakrabarty”[4] porque contribuyó a dar los incentivos para invertir en tecnologías farmacéuticas para productos con moléculas grandes o biotecnológicos.

En la actualidad hay varios asuntos emergentes con respecto a las normas reguladoras de biosimilares o genéricos de productos farmacéuticos de molécula grande, que abarcan temas tales como la protección de los datos de registro para biotecnológicos,  patentes, los créditos impositivos para actividades  de I + D, las directrices para la fijación para propiedad intelectual, o nuevas decisiones judiciales que pueden causar cambios en la industria farmacéutica tan dramáticos como los antes señalados. La resolución expresa de estas cuestiones puede dar lugar a diferencias económicas entre los incentivos para crear, fabricar, y vender productos farmacéuticas de moléculas pequeñas y grandes.

El propósito de esta investigación es revisar la estructura de la industria farmacéutica, comparar los resultados de los análisis económicos, evaluar las tecnologías de moléculas pequeñas y las tecnologías de moléculas grandes, y poner de relieve las nuevas cuestiones que los responsables políticos, inversores, y las empresas deben abordar.

El resto de este artículo se organiza de la siguiente manera:
  • Sección II describe la estructura vertical de la industria farmacéutica.
  • Sección III compara y contrasta las funciones asociadas con el desarrollo, fabricación y comercialización de medicamentos de moléculas pequeñas y grandes, y pone de relieve los nuevos problemas para las autoridades, inversionistas, y empresas.
  • Sección IV resume las conclusiones basadas en los datos públicos disponibles en este momento.  .

II. Estructura vertical de la industria farmacéutica
La industria farmacéutica tiene una compleja estructura vertical que implican funciones desde el descubrimiento de las nuevas tecnologías por los innovadores hasta la distribución del producto final a los pacientes. Algunos participantes en la industria pueden estar implicados en una o más funciones. Por ejemplo, un fabricante por contrato sólo realiza funciones de fabricación limitada, mientras que una investigación la realiza una empresa farmacéutica. La estructura vertical abarca las siguientes funciones y los participantes:

A. Investigación y Desarrollo
  • Inventores en instituciones académicas, laboratorios gubernamentales, y las empresas  y las compañías farmacéuticas basadas en la investigación descubren enfoques prometedores para el tratamiento de enfermedades.
  • Los desarrolladores  realizan ensayos clínicos y obtienen las aprobaciones regulatorias de los productos originales.[5]
  • Los inversores financieros e investigadores / desarrolladores farmacéuticos a través de una  variedad de fuentes, incluyendo los beneficios no distribuidos de las empresas farmacéuticas establecidas, las subvenciones de organismos públicos y las inversiones de capital de riesgo.

B. Reglamento
  • Los legisladores y reguladores establecen las reglas que gobiernan  el comportamiento de las empresas de la industria farmacéutica y otras, incluidas las normas para determinar si los productos farmacéuticos son seguros y efectivos,  y si se  producen bajo buenas prácticas de manufactura. Las agencias sanitarias también revisarán las solicitudes de las empresas que solicitan aprobaciones para sus productos.[6]



  • Los  estándares ambientales continúan evolucionando a ritmo diferente para los productos de moléculas pequeñas y grandes.[7]

C. Producción
  • Los fabricantes obtienen aprobaciones regulatorias para las actividades  de fabricación, la obtención de materias primas, y producción de ingredientes farmacéuticos activos e inertes, así como de productos farmacéuticos terminados.
  • Los fabricantes por contrato pueden realizar algunos pasos dentro de un proceso de fabricación.  Ellos reciben una compensación relacionada con los trabajos que aportan.

D. Venta
  • El área de mercadeo difunde la información pertinente acerca de las  propiedades terapéuticas de los productos a los miembros de la comunidad, por ejemplo: médicos, farmacéuticos, clínicas, seguros médicos quienes participan en los pagos de los tratamientos, y pacientes conforme las normativas.
  • Los mayoristas, droguerías, debidamente registrados, distribuyen los productos a instituciones, farmacias,  hospitales, o instalaciones de gobierno.
  • Los minoristas farmacias o cadenas de farmacias, los  hospitales, y las instalaciones gubernamentales proporcionan medicamentos directamente a los pacientes, basándose en las instrucciones de los médicos.

Esta estructura vertical se aplica a los productos farmacéuticos de moléculas pequeñas y grandes. Por ejemplo, ambos tipos de productos incorporan la propiedad intangible protegida como parte de la función de investigación y desarrollo. En ambos casos, esta propiedad intangible se convierte -luego de los ensayos clínicos- en un producto terminado,  evaluado por las agencias reguladoras. Los productos aprobados por una agencia reguladora se comercializan como productos farmacéuticos éticos para el tratamiento de las indicaciones clínicas aprobadas. 

III. Las moléculas pequeñas y grandes
Las compañías farmacéuticas basadas en la investigación están invirtiendo en  tecnología de moléculas grandes.[8] Algunas compañías, como Amgen Inc. y Genentech Inc., han evolucionado como líderes en la venta de productos de grandes moléculas. Estas empresas se han distinguido como líder en las empresas de biotecnología dada su historia de éxito en el desarrollo de productos de grandes moléculas. Otras compañías farmacéuticas basadas en la investigación han hecho inversiones en productos de molécula grande, como parte de sus carteras de inversiones globales en I + D. Por ejemplo, Johnson & Johnson ha tenido una larga relación con los productos de molécula grande a través de Centocor Ortho Biotech Inc.[9] GlaxoSmithKline obtuvo licencias para productos con tales como Arzerra Genmab®.[10] AstraZeneca International adquirió MedImmune, Inc. en 2007.[11] Pfizer Inc. expandió su capacidad de molécula grande mediante la adquisición de Wyeth Pharmaceuticals en 2009.[12] Recientemente, Johnson & Johnson anunció un acuerdo para adquirir la compañía de biotecnología Crucell NV y Sanofi-Aventis ha hecho un oferta pública de adquisición de la Corporación Genzyme.[13] El cruce entre las moléculas pequeñas y grandes por los participantes de la industria que desarrollan, fabrican, y comercializan productos farmacéuticos éticos no es sorprendente dado que con la investigación las empresas farmacéuticas tratan de seguir siendo líderes en la promoción de los conocimientos biomédicos.

III. A. Tendencias generales
Hay una tendencia general hacia un mayor papel de los productos de molécula grande en la industria farmacéutica.

1. Investigación y Desarrollo
Las moléculas pequeñas y grandes deben recibir la aprobación de la agencia sanitaria reguladora antes de ser comercializadas como productos farmacéuticos éticos. Previamente, un producto farmacéutico que contiene una molécula ya sea pequeña o grande tiene que pasar con éxito varias etapas. Las compañías farmacéuticas a menudo dividen la pre-aprobación de I + D en investigación básica, preclínica, Fase I, Fase II, y Fase III.[14] Durante la etapa de investigación básica del desarrollo, las empresas farmacéuticas identifican y prueban nuevas moléculas para determinar su potencial para el tratamiento de problemas médicos en los seres humanos.

Si la empresa identifica un compuesto potencialmente útil, comienza ensayos preclínicos. Los estudios preclínicos se realizan con la participación del laboratorio y consisten en pruebas en animales para evaluar el grado de seguridad y entender cómo funciona el compuesto contra la enfermedad específica. Decenas de miles de compuestos son evaluados en las etapas de investigación básica y preclínica para la seguridad y eficacia. En promedio, sólo 5 de cada 5,000 compuestos que entran en la fase preclínica se pondrá a prueba en humanos.[15] Un estudio reciente realizado por DiMasi y Grabowski calcula las tasas de éxito, de aprobación, las probabilidades de transición de fase, la duración del desarrollo, costos,  y su capitalización en promedio[16] por producto de molécula grande y los comparan con los resultados de los estudios que se centraron en el desarrollo medicamentos de pequeñas moléculas.[17] Si bien hay diferencias en los factores específicos entre los proyectos de desarrollo de pequeñas y grandes moléculas, la conclusión general de sus trabajos es que el importe total capitalizado para desarrollar una tecnología de pequeña molécula es aproximadamente el mismo que el desarrollo de una tecnología de molécula grande.

Los productos farmacéuticos que completan la pre-aprobación de I + D deben someterse a revisión de la autoridad regulatoria para determinar si el producto es seguro y efectivo para la venta comercial. En general, las compañías farmacéuticas deben presentar los datos clínicos sobre la seguridad y la eficacia del medicamento de uso humano a los organismos reguladores. Si una agencia reguladora determina que el producto cumple con las normas requeridas, el producto será aprobado para su venta comercial. Los
requisitos específicos de este proceso difieren entre países o regiones y el tipo de molécula incorporada en el producto farmacéutico que se considere.[18]

Una molécula pequeña y grande requieren aproximadamente la misma cantidad de tiempo de inicial para la Fase I, mediante la aprobación por la FDA (90,3 meses y 97,7 meses para las tecnologías de moléculas pequeñas y grandes, respectivamente). Sin embargo, la duración de cada etapa del desarrollo difiere entre las moléculas pequeñas y grandes en los EE.UU. Una molécula grande tarda una media de más de una molécula pequeña para completar la Fase I y Fase II del desarrollo, pero luego toma menos tiempo para completar la Fase III y  para el proceso de revisión regulatoria.

Ha habido una clara evolución en la cantidad de tiempo de revisión que lleva a la FDA a la aprobación de un medicamento que contiene una molécula grande. Antes del 2005, el tiempo de revisión promedio de los productos de molécula grande fue mayor que la de los productos de pequeñas moléculas. Para los productos lanzados en el  2003 (el año en que el CBER comenzó a compartir las responsabilidades con la aprobación del CDER) el tiempo de revisión promedio fue de casi 37 meses para los productos de molécula grande, en comparación a 17 meses para los productos de pequeñas moléculas. Desde el año 2005, sin embargo, el tiempo de revisión de un producto molécula grande sigue la misma tendencia en cuanto a la duración media de tiempo de revisión como una molécula pequeña, pero en promedio tarda algunos meses menos de una molécula pequeña.

Las similitudes y diferencias del proceso de elaboración y aprobación de productos farmacéuticos éticos que contienen moléculas pequeñas o grandes pueden cuantificarse y compararse en términos medios. El estudio biofarmacéutico de DiMasi y Grabowski arriba citado estimó que los costos de desarrollo por cada producto aprobado farmacéutico ético que contiene una molécula pequeña puede ser un 20 por ciento mayor que el estimado de 559 millones dólares para el desarrollo de un producto de molécula grande. Sin embargo, el costo total del desarrollo cuando se incluye el tiempo de duración (costos de oportunidad) son de 1.318 mil millones para los de molécula pequeña y de 1.241 mil millones para los de molécula grande.[19]

2. Licenciamiento
Las licencias de propiedad intelectual para tecnologías farmacéuticas de productos con moléculas grandes y pequeñas se concluyen regularmente en la industria farmacéutica. Los otorgantes de la licencia son los organismos gubernamentales, como los Institutos Nacionales de Salud, universidades, laboratorios de investigación independientes, o las compañías farmacéuticas basadas en la investigación. Los licenciatarios más a menudo son las compañías farmacéuticas basadas en la investigación por su experiencia y los recursos disponibles para patrocinar ensayos clínicos y  prepararán los expedientes para los organismos de regulación, así como para la fabricación de productos complejos en consonancia con los requisitos reglamentarios. Además tienen la experiencia y los recursos humanos para proporcionar información a la comunidad (por ejemplo, médicos, farmacéuticos, pacientes, y otros). Ambos licenciantes y posibles licenciatarios tienen opciones disponibles.

Hay numerosos innovadores del  desarrollo de tecnologías farmacéuticas, así como numerosos licenciatarios interesados ​​en el desarrollo, fabricación y venta de productos farmacéuticos innovadores para el tratamiento de necesidades médicas no cubiertas. A pesar de que las tecnologías farmacéuticas son diferentes, desde una perspectiva científica, los licenciantes y posibles licenciatarios conocen las características científicas de las tecnologías y pueden evaluar las alternativas de negociación. Los valores de negociación se basan en el valor presente y el esperado  para evaluar los beneficios y los costos.

Los datos completos a menudo no están disponibles sobre los acuerdos de licencia en particular. Sin embargo, hay fuentes de información pública, tales como archivos de los documentos presentados ante la Comisión de Valores y Cambios de EE.UU. (EDGAR Online), comunicados de prensa, decisiones en diversos procedimientos legales, bases de datos de la actividad de concesión de licencias (por ejemplo, RoyaltySource®) y artículos académicos, o libros[20] que proporcionan información útil sobre las actividades de concesión de licencias de tecnologías farmacéuticas grandes y pequeñas.

Con base en la revisión de información sobre varios cientos de acuerdos de licencia de tecnologías farmacéuticas de grandes y pequeñas moléculas de esas fuentes, hay varias tendencias que surgen. En primer lugar, los acuerdos de licencia para ambas tecnologías farmacéuticas han ido aumentando en los últimos 20 años. Curiosamente, la tasa de crecimiento de los acuerdos relacionados con las tecnologías farmacéuticas de moléculas pequeñas ha sido mayor que la tasa de crecimiento de los acuerdos relacionados con las tecnologías de molécula grande. En segundo lugar, el tamaño de la molécula no parece ser una variable explicativa estadísticamente significativa para la determinación de las tasas de regalías.[21] Estas son similares para ambas tecnologías. El rango de las tasas de regalías para los acuerdos es del 5 al 15 por ciento de los montos de las ventas. En tercer lugar, los acuerdos de licencia de tecnologías farmacéuticas grandes y pequeñas dependen de las formas de pago,  tales como  adelantos en los pagos. Negociar los términos de pagos es un medio de compartir riesgos entre licenciantes y licenciatarios. En cuarto al tiempo, los acuerdos de licencia de tecnologías farmacéuticas grandes y pequeñas tienen lugar con mayor frecuencia al completar la fase preclínica del desarrollo. A pesar de que un licenciatario puede preferir una tecnología que está en las etapas posteriores del desarrollo (es decir, cerca de recibir la aprobación para la venta de un organismo regulador como la FDA), la realidad es que tales tecnologías bien desarrolladas no están disponibles en el mercado. En quinto lugar, los acuerdos para las tecnologías de moléculas farmacéuticas grandes están con frecuencia en el área de oncología terapéutica, mientras que los acuerdos para las tecnologías de molécula pequeña se distribuyen a través de una amplia gama de áreas terapéuticas. Un estudio reciente encontró que de 633 medicamentos en desarrollo que incorporan tecnologías de molécula grande, un  40.1 por ciento se encontraban en área de la oncología.[22]

3. Manufactura
La fabricación de un producto molécula grande suele ser más complicada y costosa que la fabricación de uno de molécula pequeña. Dado que los primeros provienen  de una fuente de vida, el proceso de fabricación es más sofisticado que el proceso de síntesis química asociado con la fabricación de productos de moléculas pequeñas. Por ejemplo, el proceso de fabricación de un producto de ADN recombinante puede implicar instrucciones de programación directamente en el ADN de una célula, como una célula de mamífero o levaduras.[23] Una parte de los costes más elevados pueden deberse al hecho de que las empresas tienen más experiencia en la fabricación de productos de moléculas pequeñas. Los costos de fabricación de productos de molécula grande pueden llegar a disminuir con el tiempo ya que las empresas están adquiriendo más experiencia con las técnicas de fabricación para la producción de materias primas y productos terminados.

4. Ventas
La comercialización de productos de moléculas pequeñas y grandes utilizan los mismos tipos de técnicas que las empresas farmacéuticas han aplicado históricamente: contacto directo con los médicos por los representantes  o visitadores médicos, la publicidad en revistas médicas, la publicidad directa a los médicos, el patrocinio de simposios médicos, entrega de muestras,[24] y -cuando se permite- publicidad a los consumidores. Los productos de grandes moléculas disponibles en el mercado tienen precios relativamente altos por tratamiento, en comparación con los productos de pequeñas moléculas.

4. a. Mercadeo
El marcadeo farmacéutico se dedica a una combinación de las actividades antes descritas. Las combinaciones de actividades utilizadas para un producto determinado dependen de las indicaciones aprobadas y otras propiedades del producto. Por ejemplo el lugar donde se aplican estos medicamentos que puede ser una clínica especializada. La publicidad directa al consumidor que se permite en los EE.UU. ayuda a que la gente tome conciencia de un problema médico e inicie conversaciones con sus médicos. Esta publicidad directa es más ampliamente utilizada para los productos dispensados ​​en forma de tableta o píldora.

Mientras que los vendedores de algunos productos de molécula grande dependen de la publicidad directa al consumidor (por ejemplo, Johnson & Johnson para Procrit® (epoetina alfa)),[25] éste no es generalmente el caso. La naturaleza de la enfermedad (por ejemplo, aguda o crónica, estacional o no), las características de la población de pacientes, los tipos de médicos (medicina general o especialistas) que tratan a pacientes con la enfermedad  y la extensión de la competencia (otras opciones de tratamiento y los productos competidores) son factores adicionales que influyen en la combinación de actividades de comercialización de un producto determinado.

4.b. Precios    
Las compras de productos de grandes moléculas son el componente de más rápido crecimiento del gasto en productos farmacéuticos en los EE.UU. y otros países.[26] Se estima que en promedio una dosis diaria de un medicamento de molécula grande cuesta  22 veces más que uno de pequeña molécula.[27] Sin embargo, los precios de productos biológicos son más uniformes en todos los países que los precios de moléculas pequeñas, y los precios en EE.UU. para productos biológicos con idénticas formulaciones no son más altos, en promedio, que los precios para los mismos productos en otros países.[28] Dado que los productos de molécula de grande no se administran en una píldora -forma que puede ser distribuida a través de una farmacia al por menor-, la mayoría de las recetas de productos de molécula grande se dispensan a los pacientes durante una estancia en el hospital o en un centro ambulatorio especializado, donde los productos son administrados directamente al paciente. En algunos países, los medicamentos dispensados ​​en los hospitales no están sujetos a regulación de precios.[29] Los productos de molécula grande generalmente no están sujetos a la regulación de precios como ocurre  con los medicamentos de moléculas pequeñas en algunos países (que no son los EE.UU.). Con frecuencia, los productos de molécula grande tratan la enfermedad con pocas alternativas de opciones de tratamiento disponibles. La falta de regulación de precios y la competencia limitada son factores que pueden contribuir al aumento de los precios de los productos molécula grande fuera de los EE.UU.[30]

Teniendo en cuenta estos y otros factores presentes en el mercado, las ventas de productos de molécula grande están aumentando. En 2006, las ventas de productos de molécula grande en los EE.UU. crecieron un 20 por ciento, llegando al total de 40,3 millones dólares en comparación con poco más de un aumento del 8 por ciento en las ventas de productos farmacéuticos sintéticos.[31] En el 2007, la tasa de crecimiento de los productos de molécula grande fue del 12,5 por ciento, aproximadamente el doble de aumento observado de los otros productos farmacéuticos.[32] Para el año 2014, se espera que las ventas de productos de molécula grande representen el 23 por ciento de las ventas totales de productos farmacéuticos.[33]

Como se mencionó anteriormente, el número de productos de molécula grande aprobado por la FDA cada año sigue siendo mucho menor que el número de productos de pequeñas moléculas aprobados. El número medio de productos aprobados de 1999  a 2008 es de 23 para los productos de pequeñas moléculas y 9 para los productos de molécula grande. Durante este período, los productos de molécula grande aprobados representan entre 12 por ciento y 40 por ciento del total de productos registrados anualmente. Desde 1996, los EE.UU.  han tenido la mayor proporción de productos de molécula grande aprobados sobre el total comparado con cualquier otro país desarrollado[34].        

III. B. Cuestiones emergentes
Periódicamente, hay desarrollos tales como las normas de seguridad y eficacia impuestas por la FDA, la Ley Hatch-Waxman, y la decisión Chakrabarty que modifican fundamentalmente los incentivos que tienen los innovadores, los desarrolladores, los fabricantes, y los distribuidores en la industria farmacéutica. Estos acontecimientos tienen efectos duraderos sobre los ingresos y los costos asociados con la actividad de la industria farmacéutica.

El mercado de la salud no es estático. Los políticos, los investigadores, los médicos, abogados, los inversores, y muchos otros interesados ​​están tratando de evaluar los acontecimientos actuales que tienen el potencial de crear nuevas normas para los principales participantes de la industria. Las nuevas reglas podrían alterar la estructura, conducta, y desempeño de la industria farmacéutica en los próximos 30 años. Ejemplos de cambios potencialmente cruciales en la industria son: los criterios para la entrada de los productos biosimilares,[35] temas de propiedad intangible, la extensión de subsidios y créditos fiscales a la I + D, los cambios en las pautas de precios de transferencia, y el impacto de las decisiones judiciales, entre otros.

1. Biosimilares
La ley de protección del paciente: “Patient Protection and Affordable Care Act” que el presidente Obama firmó el 23 de marzo 2010 dio autoridad a la FDA para la aprobación de los productos biosimilares. La FDA debe ahora establecer el proceso formal que se utilizará para evaluar y aprobar los productos biosimilares.

1.a. Exclusividad de datos
La exclusividad de datos es un período de tiempo en que el imitador o copiador no puede basar su producto en los datos de la experimentación realizada por el innovador así como tampoco  en los datos resultantes de los ensayos clínicos que se obtuvieron con el producto innovador.  La ley de reforma de salud mencionada reguló el tema de exclusividad de los datos. Se estableció un marco jurídico para los productos biosimilares en la que el innovador recibe 12 años de exclusividad de comercialización de los productos de molécula grande y la FDA debe establecer normas que regulan los datos necesarios para la aprobación reglamentaria de un producto biosimilar una vez que opera el vencimiento del período de exclusividad.[36]

1.b. Intercambiabilidad         
La compleja estructura de los productos de molécula grande hace que el desarrollo de un producto idéntico sea difícil, si no imposible. Este problema tiene implicaciones para la intercambiabilidad de los productos biosimilares. La posición de la FDA es que los productos biosimilares de molécula de tamaño grande no tengan que ser idénticos a la de los productos originales, pero no podrán ser aprobados fácilmente.[37] La dispensación de un producto biosimilar puede requerir la aprobación del médico que recetó el original.[38] Para permitir la intercambiabilidad, una empresa que desee comercializar un producto biosimilar tendrá que demostrar que el cambio no presenta riesgos adicionales para el paciente. El imitador deberá realizar estudios de investigación clínica.[39]

1.c. Ever-greening (Protección Perenne, Siempre verde).
Ever-greening es la práctica de hacer pequeños cambios en un producto que permite al innovador recibir períodos adicionales de exclusividad. Estos cambios pueden estar relacionados con la dosificación, formas de liberación, indicaciones, u otras[40]. Los copiadores sostienen que estas restricciones son necesarias para impedirle al innovador dilatar la comercialización de biogenéricos.[41]

1. d.  La Experiencia Europea
Una vía para la aprobación de los productos biosimilares en Europa se desarrolló en 2004 y entró en vigor a finales de 2005.[42]
Hay tres componentes de este proceso conocido como “8+2+1”.
  • A partir de la fecha de autorización de la Comisión Europea para el producto original, no se admiten solicitudes de biogenéricos durante ocho años.
  • Durante los dos años siguientes se permite presentar solicitud de aprobación, pero ésta no se otorga hasta el cumplimiento de la protección de diez años.
  • Se extiende el período de protección de datos  por un año más si se desarrolla una nueva indicación que tenga un efecto importante en el uso clínico del medicamento original.[43]

La estructura "8 +2 +1", es decir hasta 11 años de exclusividad,  tiene por objeto permitir a los inventores recuperar sus gastos de desarrollo con el reconocimiento de que las patentes pueden ser insuficientes. En segundo lugar, la cuestión de la intercambiabilidad se delega a las autoridades de  los os países de la Unión. El Director Ejecutivo de la Agencia Europea de Medicamentos (EMEA), declaró que …no es posible garantizar que un biosimilar sea intercambiable (con su original). La sustitución es una competencia nacional y debe ser discutido a nivel nacional.[44]

2. Reforma de patentes
Periódicamente, se hacen propuestas para reformar las leyes de EE.UU. sobre patentes de invención que tienen un impacto sobre los incentivos para invertir en tecnologías farmacéuticas.

En marzo del 2010, en los EE.UU. el Comité Judicial del Senado llegó a un acuerdo de compromiso sobre la reforma de patentes (S. 515-Ley de Reforma de Patentes). Esta propuesta intenta zanjar algunas de las controversias entre innovadores y copiadores. Como una defensa contra la violación de una patente, las empresas de genéricos suelen alegar que  la solicitud de la misma contiene información insuficiente o engañosa. Con esta defensa se trata de invalidar  la patente en cuestión. La opinión de las empresas de genéricos es que la reforma legislativa propuesta debilita esta defensa contra la infracción.[45]

Con relación a los daños por infracciones, la reforma permite a los jueces una mayor intervención sobre las pruebas y la evidencia que los jurados deben tomar en cuenta en su evaluación de daños. Los innovadores[46] están de acuerdo[47] con la reforma que evita las instrucciones específicas sobre cómo determinar los daños que establecían los proyectos de reformas previos. La preocupación es que menores daños reducen el valor económico de las patentes al hacer más fácil su violación. Desde el punto de vista económico, la legislación puede impactar al modificar la jurisprudencia en materia de daños.[48] Por otro lado puede hacer las reformas más aceptables en el público.





El 13 de Setiembre de 2010, 25 senadores solicitaron el voto del proyecto de reforma.[49]

3. Inversiones
Las inversiones a largo plazo son necesarias en la industria biotecnológica. En 2008 la industria tuvo beneficios de 9.4 mil millones de dólares,[50] pero 8 mil millones de dólares provinieron  de las tres empresas con la mayor participación en el mercado de los biotecnológicos: Amgen Inc., Genentech Inc., y Gilead Sciences Inc.[51] BIO, la cámara que agrupa a las empresas biotecnológicas señaló sin embargo que 10 compañías fueron declaradas en quiebra[52] y que un tercio de las 360 empresas biotecnológicas que cotizan en bolsa tienen menos que 6 meses de dinero en efectivo para sus operaciones situación que cambió con respecto al año precedente en que menos que el 20 por ciento estaba en esta situación.[53]
Los expertos esperan un proceso de consolidación entre las compañías biotecnológicas pequeñas en lugar de adquisiciones por las grandes.[54]. Obama ha propuesto la extensión de los créditos fiscales para las compañías que invierten en I+D para estimular la economía.[55] Existe la posibilidad de que este incentivo sea permanente.

4. Precios de Transferencia
Una empresa típica farmacéutica basada en la investigación tiene operaciones en varios países. Se deben determinar los precios de precios de transferencia[56] por el valor de los  intangibles y los insumos físicos de los productos farmacéuticos éticos entre las filiales  y la matriz. Estas empresas deben cumplir con las normas específicas de cada país para reportar los ingresos. En los EE.UU., los análisis de las transacciones controladas son de acuerdo a normas del Servicio de Rentas Internas Reglamento Final (Internal Revenue Service Final Regulations (TD 8552), Relating to Intercompany Transfer Pricing under Section 482), relativo a los precios de transferencia entre empresas bajo la Sección 482, expedido 1 de julio 1994.[57] El principio rector para la valoración de los bienes tangibles e intangibles es la norma de plena competencia, es decir, el precio que rige o hubiera sido aplicado entre empresas independientes y bajo las mismas que en la transacción controlada.[58]

En su testimonio ante la Cámara de Representantes de EE.UU. "Comité de Medios y Arbitrios”, del 22 de julio de 2010, Stephen E. Shay, Subsecretario Adjunto para Asuntos Internacionales de Impuestos del Departamento del Tesoro de EE.UU., declaró que en base al análisis de los datos disponibles, hay evidencia de transferencias de ingresos, por ello el presupuesto fiscal del 2011 incluyó propuestas que reducen los incentivos para la transferencia de bienes intangibles desde los EE.UU.  Si es que hay cambios en las pautas de precios de transferencia de la propiedad intangible, las compañías farmacéuticas basadas en la investigación pueden decidir cambios en la localización de las distintas actividades.[59] Por ejemplo, los laboratorios de I + D pueden ser desplazados a lugares fuera de los EE.UU.

5. Decisiones de la Corte
La decisión de la Corte Suprema de los EE.UU. en “Diamond c/ Chakrabarty” proporcionó incentivos para destinar recursos a la I + D en biotecnología. Desde la decisión de la Corte, la industria de la biotecnología en los EE.UU. ha mejorado y salvado vidas en todo el mundo a través de novedosas terapias en medicina, el aumento en el rendimiento de los cultivos,[60] y los combustibles renovables. En cambio, la reciente sentencia de la Corte de Distrito en el juicio “Association for Molecular Pathology et al. v. United States Patent and Trademark Office et al” puede afectar estos incentivos. En marzo de 2010, el Juez Sweet declaró inválidas  algunas reivindicaciones en siete patentes de genes cuyo titular es Myriad Genetics Inc.[61] Para llegar a una decisión, el Juez Sweet distingue la situación actual de la decisión Diamond contra Chakrabarty en función de si el titular de la patente modificada por el material biológico subyacente. Myriad Genetics Inc. ha apelado la decisión ante la Corte de Apelaciones de EE.UU. para el Circuito Federal. La resolución final del caso puede demorar varios años. Sin embargo, el abogado del apelante declaró que esta decisión …no es un cambio




en las reglas, pero  sin embargo,  si se confirmse como está, sin duda constituiría un cambio.[62]

IV. CONCLUSIONES
Las empresas basadas en la investigación en la industria farmacéutica están participando activamente en las actividades de I + D, fabricación, comercialización de modo de abarcar las tecnologías con moléculas de tamaño grande. Para entender las implicaciones de esta tendencia, el presente trabajó comparó  contrastó los datos económicos sobre ambos tipos de tecnologías.

Con base en los análisis económicos, hasta la fecha, no parece haber diferencias apreciables con respecto a las características económicas de los proyectos de moléculas pequeñas o grandes. A pesar de que existen diferencias concretas entre ambas tecnologías –por ejemplo en los procesos de fabricación que son más complejos en los de molécula grande- para lograr resultados científicos y clínicos, las características económicas subyacentes para lograr el desarrollo, fabricación, y comercialización de productos basados ​​en tecnologías de moléculas pequeñas y grandes parecen ser similares.

La creciente importancia de las tecnologías de molécula grande para hacer frente a necesidades médicas no satisfechas y las oportunidades que ofrecen la biotecnología indican que la investigación económica sobre las mismas debe profundizarse porque la concreción de estas oportunidades puede  requerir cambios en las políticas públicas de incentivos.

Actualmente hay  intensos debates sobre las regulaciones en materia de aprobación de  biosimilares, el alcance de la reforma a la legislación sobre propiedad intangiblel, en particular las patentes de invención, la renovación de los créditos fiscales a las inversiones en I + D, las directrices para la fijación de precios entre compañías, y
el impacto que pueden tener determinadas decisiones de los tribunales. Cualquiera de estas áreas podría dar lugar a cambios fundamentales en los riesgos y beneficios de invertir en I + D en tecnologías de molécula pequeña y / o grandes farmacéuticas. Las partes interesadas deben continuar vigilando la evolución de estas áreas.


[1] Richard P. Rozek es un vicepresidente de National Economic Research Associates, Inc (NERA), www.nera.com. Otros miembros NERAcontribuyeron con información valiosa para este trabajo. Algunos de los análisis incorporados a este artículo se basan en investigaciones de proyectos que en su oportunidad fueron financiados por compañías del sector farmacéutico. Las opiniones formuladas en este artículo son del autor y no representan necesariamente las de otra persona en  NERA o en la industria farmacéutica.  Traducción: Estudio Larreátegui, Meythaler y Zambrano. Edición: Félix Rozanski, La traducción fue posible por la gentileza del autor  y de Oxford University Press.
[2] La Administracion de Drogas y Alimentos (FDA) es la agencia gubernamental estadounidense que regula los alimentos y medicamentos describe como productos biológicos o productos de moléculas grandes como: un virus, suero terapéutico, toxina, antitoxina, vacuna, sangre, componente de sangre o derivado, producto alergénico, análogos, compuesto arsénico o trivalente orgánico del mismo aplicable a la prevención, tratamiento o cura de una enfermedad o condición de seres humano. Ver:    http://www.fda.gov/RegulatoryInformation/Legislation/ucm149278.htm.
No hay actualmente una definición simple para todos los medicamentos con moléculas grandes.  Ver también:  Thomas Morrow, “Defining the Difference: What makes Biologics Unique,” Biotechnology    Healthcare, Septiembre 2004, pp. 25-29,  http://www.biotechnologyhealthcare.com/journal/fulltext/1/4/BH0104024.pdf?CFID=62823907&CFTOKEN=48222339.  Se utiliza indistintamente  “moléculas grandes” o productos biológicos.


[3] Los medicamentos de moléculas grandes líderes en ese año fueron: Remicade®, Enbrel®, Avastin®, Rituxan®, and Humira®.  Ver: “Top 200 Medicines by Sales,” MedAdNews, Volumen 29, No. 7, Julio 2010, pp. 10-15.
[4] Diamond  vs. Chakrabarty,  447 U.S. 303 (1980).

[5] Los desarrolladores pueden contratar los servicios de organizaciones de investigación con contrato para hacer realizar las pruebas. Aún en estos casos la responsabilidad es del desarrollador que asume los riesgos y beneficios de su proyecto.
[6] Las regulaciones a nivel internacional, las nacionales, las provinciales, y municipales, todas tienen impacto en la actividad farmacéutica y abarcan áreas como patentes, seguridad, empleo, impuestos, estándares de aprobación, precios, reintegros, y otras.
[7] Para una descripción de la evolución de las regulaciones de productos con moléculas pequeñas y grandes ver: John Vernon, Alan Bennett, and Joseph Golec, “Exploration of Potential Economics of Follow-on Biologics and Implications for Data Exclusivity Periods for Biologics,” Boston University Journal of Science & TechnologyLaw, Volumen 16, Edición 1, Invierno 2010, pp. 55-76, http://www.bu.edu/law/central/jd/organizations/journals/scitech/volume161/documents/Vernon_WEB.pdf.
[8] El escaso resultado de las investigaciones y la expiración del plazo de protección por patentes de invención de medicamentos muy importantes está creando un vacío de ingresos para las compañías farmacéuticas que puede alcanzar los 30 mil millones de dólares en los cinco años próximos. Llenar este vacío con promesas de la biotecnología parece ser el remedio más seguro… La colaboración parece ser el camino más eficiente para la innovación y en última instancia para los pacientes que necesitan nuevas medicinas.  Carola Schropp, “Asociarse: llave para  la innovación,”.Wall Street Journal, 17 de Setiembre 2010, p. B4B.
[9] Bridget Silverman, “Big Pharma’s March into Biotech Could Make Big Biologics a Big ’09 Theme,” The Pink Sheet, 23 de Marzo 2009, p. 42.
[10] Bridget Silverman, “Big Pharma’s March into Biotech Could Make Big Biologics a Big ’09 Theme,” The Pink Sheet, 23 de Marzo 2009, p. 43.
[11] Andrew Pollack, “AstraZeneca Acquires a Biotech Company,” The New York Times, 24 Abril 2007,  http://www.nytimes.com/2007/04/24/business/24drug.html.
[12] Cynthia Challener, “Follow-on Biologics Present Opportunity to Big Pharma,” ICIS.com, 10 Febrero 2010, http://www.icis.com/Articles/2010/02/15/9333235/follow-on-biologics-present-opportunity-to-bigpharma.html.
[13] Maarten van Tartwijk, “J&J, Crucell Reach Accord on Deal,” Wall Street Journal, 10 Octubre, 2010, p. B2.
[14] Puede consultarse: PhRMA, “The Drug Development and Approval Process,” Medicines in Development: Biotechnology, 2008, p. 59, http://www.phrma.org/sites/phrma.org/files/attachments/Biotech%202008.pdf.
[15] PhRMA, “The Drug Development and Approval Process,” Medicines in Development: Biotechnology, 2008, p. 59, http://www.phrma.org/sites/phrma.org/files/attachments/Biotech%202008.pdf.
[16] El promedio de costos capitalizados incluyen los tiempos durante los cuales los costos de desarrollo permanecen invertidos.
[17] Joseph A. DiMasi y Henry G. Grabowski, “The Cost of Biopharmaceutical R&D: Is Biotech Different?, Managerial and Decision Economics, Volumen 28, 2007, pp. 469-479 (DiMasi y Grabowski). Ver estudios previos: Joseph A. DiMasi, Ronald W. Hansen, y Henry G. Grabowski, “The Price of Innovation: New Estimates of Drug Development Costs,” Journal of Health Economics, Volumen 22, No. 2, Marzo 2003, pp. 151-185.
[18] Históricamente los productos con moléculas pequeñas  eran evaluados por  el CDER, Centro de Evaluación de Investigación de Drogas de la FDA, mientras que los de moléculas grandes lo eran por el CBER, Centro de Evaluación  de Investigación de los Biológicos de la FDA. A partir del 30 de Junio de 2003, el CDER comenzó a participar en la evaluación de productos con moléculas grandes para las categorías siguientes: anticuerpos monoclonales, proteínas para uso terapéutico, inmuno-moduladores,  y factores de crecimiento. Otras categorías como vacunas y terapias génicas continúan siendo evaluadas por CBER. Ver: “Transfer of Therapeutic Biological Products to the Center for Drug Evaluation and Research,” FDA, http://www.fda.gov/AboutFDA/CentersOffices/CBER/ucm133463.htm.
[19] Ver: Joseph A. DiMasi and Henry G. Grabowski, “The Cost of Biopharmaceutical R&D: Is Biotech Different?,” Managerial and Decision Economics, Volumen 28, 2007, pp. 469-479.
[20] Ver por ejemplo:  Russell L. Parr, Royalty Rates for Pharmaceuticals & Biotechnology, Yardley, PA: Intellectual Property Research Associates, Inc., Edición 6, 2006.
[21] Los acuerdos analizados son para tecnología base (por ejemplo la composición concreta), más que para aquellos  que permitirían analizar un gran  número de moléculas.
[22] PhRMA, “Biotechnology Research Continues to Bolster Arsenal Against Disease with 633 Medicines in Development,” Medicines in Development: Biotechnology, 2008, http://www.phrma.org/sites/phrma.org/files/attachments/Biotech%202008.pdf.
[23] “The Competitive Implications of Generic Biologics,” Remarks of Commissioner Pamela Jones Harbour, ABA Sections of Antitrust and Intellectual Property Law, Intellectual Property Antitrust: Strategic Choices, Evolving Standards, and Practical Solutions, Federal Trade Commission, San Francisco, CA, 14 de Junio 2007, pp. 3-4.
[24] Como la mayor parte de los productos biotecnológicos se administran por inyección las muestras sin valor generalmente no son utilizadas.
[25] "AMA Calls for Tighter DTC Regulation," FiercePharma, 9 de Mayo 2009, http://www.fiercepharma.com/story/ama-calls-for-tighter-dtc-regulation/2008-05-09.
[26] Patricia M. Danzon and Michael F. Furukawa, “Market Watch, Prices and Availability of Biopharmaceuticals: An International Comparison,” Health Affairs, Volumen 25, No. 5, p. 1353.
[27] Laurence J. Kotlikoff, “Simulating Innovation in the Biologics Industry: A Balanced  Approach to Marketing Exclusivity,” (unpublished manuscript), Septiembre 2008, p. 3.
[28] Patricia M. Danzon and Michael F. Furukawa, “Market Watch, Prices and Availability of Biopharmaceuticals: An International Comparison,” Health Affairs, Volumen 25, No. 5, p. 1361.
[29] Patricia M. Danzon and Michael F. Furukawa, “Market Watch, Prices and Availability of Biopharmaceuticals: An International Comparison,” Health Affairs, Volumen 25, No. 5, p. 1361.
[30] Patricia M. Danzon and Michael F. Furukawa, “Market Watch, Prices and Availability of  Biopharmaceuticals: An International Comparison,” Health Affairs, Volumen 25, No. 5, p. 1361.
[31] “The Competitive Implications of Generic Biologics,” Remarks of Commissioner Pamela Jones Harbour, ABA Sections of Antitrust and Intellectual Property Law, Intellectual Property Antitrust: Strategic Choices, Evolving Standards, and Practical Solutions, Federal Trade Commission, San Francisco, CA, 14 de Junio 2007, p. 4.
[32] Kendra Marr, “Biotech Campaigns for Easier Access to Generic Drug Market,” The Washington Post, 13 de Agosto 2008, p. D-1.
[33] Bridget Silverman, “Big Pharma’s March into Biotech Could Make Big Biologics a Big ’09 Theme,” The Pink Sheet, 23 de Marzo 2009, p. 42.
[34] Patricia M. Danzon and Michael F. Furukawa, “Market Watch, Prices and Availability of Biopharmaceuticals: An International Comparison,” Health Affairs, Volumen 25, No. 5, p. 1355.
[35] En los EE.UU. los productos biosimilares también se llaman “ follow-on large molecule products.”
[36] Jessica Merrill, “On the Cusp of Biosimilars: Reform Ushers in Next Generic Drug Era,” The Pink Sheet,  30 de Marzo 2010, pp. 3-5.
[37] “Progress of biologics slow in the United States,” Annual Rx Report, Drug Store News, 13 de Agosto 2007, p. 90.
[38] Jill Wechsler, “Exclusivity vs. Patents,” Washington Report, Pharmaceutical Executive, Agosto 2007, p. 36.
[39] Jill Wechsler, “Exclusivity vs. Patents,” Washington Report, Pharmaceutical Executive, Agosto 2007, p. 36. Estos estudios de investigación clínica pueden costar dólares 40 millones, por oposición a los 1 a 2 millones que se necesitan para demostrar bioequivalencia de un genérico de molécula pequeña. Ver: John Vernon, Alan Bennett, y Joseph Golec, “Exploration of Potential Economics of Follow-on Biologics and Implications for Data Exclusivity Periods for Biologics,” Boston University Journal of Science and Technology Law, Volumen 16, Edición 1, Invierno 2010, pp. 55-76, http://www.bu.edu/law/central/jd/organizations/journals/scitech/volume161/documents/Vernon_WEB.pdf.
[40] Laurence J. Kotlikoff, “Simulating Innovation in the Biologics Industry: A Balanced Approach to Marketing Exclusivity,” (manuscrito no publicado), Setiembre 2008, p. 9.
[41] “Progress of biologics slow in the United States,” Annual Rx Report, Drug Store News, 13 de Agosto 2007, p. 88.
[42] Linda R. Horton, “The European Experience with Follow-on Biologics Legislation,” presentation at the Federal Trade Commission Roundtable on Follow-on Biologic Drugs, Washington, DC, 21 de Noviembre 2008.
[43] Linda R. Horton, “The European Experience with Follow-on Biologics Legislation,” presentation at the Federal Trade Commission Roundtable on Follow-on Biologic Drugs, Washington, DC, 21 de Noviembre 2008.
[44] Linda R. Horton, “The European Experience with Follow-on Biologics Legislation,” presentation at the Federal Trade Commission Roundtable on Follow-on Biologic Drugs, Washington, DC, 21 Noviembre 2008.
[45] See “GPhA Statement on Patent Reform Act of 2010,” 4 de Marzo 2010, http://gphaonline.org/media/pressreleases/2010/gpha-statement-patent-reform-act-2010.
[46] Ver PhRMA, “Statement on Patent Reform Act of 2009,” 3 de Marzo 2009.
[47] “Patent Bill Compromise Marks Major Step Forward toward Positive Reform,” Biotechnology Industry Organization (“BIO”), 2 de Abril 2009.
[48] Puede consultarse a Phillip Beutel, Alan Cox, Bryan Ray, and Marion Stewart, “A Brief Comment on the Damages Provisions in the Patent Reform Act of 2009,” NERA Economic Consulting, 12 de Marzo 2009.
[49] Ryan Davis, “25 Senators Seek Vote on Patent Reform Legislation,” Law 360, September 16, 2010. El proyecto no trata daños sino solo para permitir al juez tener un papel más activo en la metodología a ser presentada a los jurados. Ver también:  Gregory Leonard y Mario Lopez, “Patent Damages: What Reforms are Still Needed?,” Landslide, Volumen 2, No. 5, Mayo/Junio 2010, http://www.nera.com/nerafiles/Landslide_Damages.pdf.
Nota del editor: La reforma a la legislación de patentes en EEUU ha sido votada por ambas Cámaras del Congreso Lleva el nombre de “America Invents Act.” Está en el proceso de consolidación entre ambas versiones. Ver: “IP Update: Patent Reform 2011,” 27 de Julio 2011,  http://www.finnegan.com/IPUpdatePatentLawReform2011/..
[50] “Biotech’s Good News, Bad News,” BusinessWeek, 12 de Marzo 2009.
[51] “Biotech’s Good News, Bad News,” BusinessWeek, 12 de Marzo 2009.
[52] Keith J. Winstein, “Cash Dries Up for Biotech Drug Firms,” The Wall Street Journal, 16 de Marzo 2009, pp. B1- B2.
[53] Keith J. Winstein, “Cash Dries Up for Biotech Drug Firms,” The Wall Street Journal, 16 de Marzo 2009, pp. B1- B2.
[54] Kim Hart, “The Download: No Money, No buyers for Struggling Biotech Firms,” The Washington Post, 23 de Marzo 2009, p. D1.
[55] Christi Parsons, “Obama to Seek Extension of R&D Tax Credits,” Los Angeles Times, 5 de Septiembre 2010, http://www.latimes.com/news/nationworld/nation/sc-dc-tax-credits-20100905,0,7562048.story.
[56] Propiedad de intangibles y propiedad intelectual se utilizan indistintamente.
[57]Transfer Pricing Guidelines for Multinational Enterprises and Tax Administrations” de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD) se aplican en diversos países desarrollados  y en desarrollo.
[58] Reg. Sec. 1.482-1(b)(1).
[59] “Testimony of Stephen E. Shay,” Hearing on Transfer Pricing Issues, Committee on Ways and Means, U.S.House of Representatives, 22 de Julio 2010, http://waysandmeans.house.gov/media/pdf/111/2010Jul22_Shay Testimony.pdf.
[60] Declaración del 16 de Junio de 2010 de Jim Greenwood, Presidente y CEO de Biotechnology Industry Association, celebrando el 30 aniversario de la sentencia de la Corte Suprema  en Diamond v. Chakrabarty, http://www.bio.org/news/pressreleases/newsitem.asp?id=2010_0616_03.
[61] “Opinion,” Association for Molecular Pathology et al. v. United States Patent and Trademark Office et al., U.S. District Court - Southern District of New York, 09 Civ. 4515, 29 de Marzo 2010.
[62] Nick Brown, “Myriad Appeals Invalidation of Human Gene Patents,” Law360, 17 de Junio 2010, http://www.law360.com/print_article/175452.
Nota del editor: Un panel en la Corte de apelaciones ya decidió (julio 2011) que deben ser patenteables las moléculas DNA aisladas revocando el fallo de la corte de distrito. Esta nueva decisión diferenció el término “aisladada” en la reivindicación ( que es patentable) de la expresión DNA purificada que no lo es. Cuando se aísla se obtiene una entidad distinta sin lazos con otro material genético. http://www.cafc.uscourts.gov/images/stories/opinions-orders/10-1406.pdf.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.