jueves, 29 de noviembre de 2012

CAPITAL FEDERAL: CRECE LA PRODUCCIÓN Y EL DESARROLLO NACIONAL DE MEDICAMENTOS BIOTECNOLÓGICOS

Durante el encuentro se destacó el liderazgo productivo y científico de la Argentina en el campo de la biotecnología. Se informó que hoy esta industria ya genera 800 millones de dólares anuales en ventas, con 55 millones de dólares en exportaciones a más de 30 países de más de 40 principios activos.
“La creciente producción local de estos medicamentos permite sustituir importaciones, generar nuevos puestos de trabajo altamente calificados y contribuye al acceso de la población a tratamientos de alta complejidad a costos más accesibles”, aseguró el doctor Isaías Drajer, vicepresidente 1° de CILFA, durante la apertura. Y resaltó que “la calidad de la producción de la industria farmacéutica de Argentina y nuestra experiencia de más de veinte años en producción de biotecnológicos nos da un lugar de privilegio para desarrollar esta segunda generación de medicamentos biotecnológicos bajo los más altos estándares de calidad y regulación”. Según explicó, este tipo de productos tiene una creciente participación en las ventas de la industria farmacéutica, con al menos un 23% de participación sobre el total de ventas previsto para 2016.
A su turno, la doctora Valentina Carricarte, miembro de la comisión directiva de la CAB y del Comité Técnico y Científico de CILFA, indicó que “este es un mercado muy dinámico y se prevé un incremento de las exportaciones del 11 % para el año próximo. Este crecimiento va acompañado por un alto nivel regulatorio, que garantiza la máxima calidad de los medicamentos, gracias a la sólida experiencia técnica y científica de la ANMAT en este campo”. Destacó también que, gracias a la fuerte inversión en innovación e instalaciones productivas, hoy 9 de las 10 firmas con las mayores ventas en medicamentos éticos (bajo receta) son nacionales, según el ranking de la consultora IMS Health. Junto a ella expuso el Dr. Mauricio Seigelchifer (CILFA) quien precisó los avances en materia regulatoria, tanto de FDA (EE.UU.) y EMA (UE), como de la ANMAT en nuestro país, que “garantizan que los biosimilares que producimos en la Argentina tengan la máxima calidad exigida a nivel internacional y estén aptos para los mercados de todo el mundo. Así, los productos biosimilares tienen la misma calidad, seguridad y eficacia que los productos originales”.
Por su parte los doctores Ricardo Kratje (CONICET y UNL) y Daniel Alonso (UNQ y CONICET) destacaron “la creciente vinculación público privada, que potencia la capacidad de investigación y producción”. Alonso presentó el desarrollo de medicamentos nacionales originales como “el Racotumomab, indicado para cáncer de pulmón, que ya está en fase III con más de 1.000 pacientes”. El turno de las empresas fue para Marcelo Criscuolo (Biosidus S.A.), Lucas Filgueira Risso (pharmADN S.A.) y Eduardo Orti (Gemabiotech S.A), tres compañías que cuentan con plantas industriales de última generación en el país, trabajan articuladas con el estado y tienen capacidad exportadora.
El cierre del seminario estuvo a cargo del Emb. Alfredo Chiaradia, director General de CILFA, quien destacó que “en los últimos 4 años a nivel mundial el ritmo de crecimiento anual de las ventas de productos farmacéuticos en general fue del 5%, el de los biológicos 9%, mientras que el de productos biosimilares fue del 50 %, lo que lo convierte en el sector más dinámico de la industria”. Señaló también que “si a eso se agrega que sobre un total anual de ventas de biológicos a nivel mundial de 157.000 millones de dólares, sólo en los dos últimos años en Estados Unidos vencieron patentes de esos productos con ventas por 55.000 millones, el potencial para la Argentina es enorme”.
Acerca de CILFA
La Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA), fue fundada el 12 de junio de 1964 con el objeto de “defender, fomentar y prestigiar la industria y demás actividades afines a la elaboración de productos medicinales de fabricación nacional, conforme a los principios de libertad económica”. En la actualidad, CILFA nuclea a 44 laboratorios de capitales nacionales que, mediante una eficiente integración productiva, tecnológica e idoneidad empresaria, se encuentran altamente capacitados para garantizar el abastecimiento de medicamentos a la población.
Acerca de la Cámara Argentina de Biotecnología
La C.A.B se fundó con el objetivo de contribuir a una política público-privada en este terreno y al desarrollo del sector, a partir de una mirada global que integra desde la investigación y el desarrollo hasta la producción, comercialización y exportación de productos biotecnológicos. Agrupa a empresas de primera línea de diversos rubros como industria farmacéutica, alimenticia, sanidad animal y vegetal, diagnóstico, industria agropecuaria, forestal y biocombustibles.
Las empresas socias de la entidad son Aceitera General Deheza, Amega Biotech, Arcor, Beta, Bioceres, Biogénesis-Bagó, BioProfarma, BioSidus, Chemo, Don Mario Semillas, Elea, Gador, Garruchos, Grupo Insud, Indear, Molinos Río de la Plata, Ledesma, PharmADN, Rizobacter, Vicentín y Wiener Labs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario aquí. El mismo será publicado pero no podrá ser respondido

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.